Tendencias

Mujeres Bacanas: Delia Matte, promotora de los derechos de la mujer en Chile

En 1915 fundó un club femenino con la idea de despertar a la mujer al derecho de estudiar e ilustrarse y, sobre todo, constituir una personalidad propia.

Crédito: Memoria Chilena
Delia Matte

Reconocida como una de las feministas chilenas más activas de principios del siglo XX, Delia Matte fue una de las fundadoras del Club de Señoras en 1915. Institución social y cultural que en 1917 logró influir en un pequeño grupo del Partido Conservador para que presentara, por primera vez en nuestra historia, un proyecto para conceder derechos civiles a la mujer.

Delia Matte fue una de los 13 hijos que tuvo el comerciante y banquero Domingo Matte Mesías junto a Rosalía Pérez Vargas. Criada en un ambiente culto y liberal, se casó con Salvador Izquierdo y tuvo cinco hijos, lo que no limitó su criterio independiente y sus ansias por promover los derechos y la emancipación de la mujer.

Fue así como en 1915, inspirada por iniciativas similares de mujeres en el extranjero, fundó junto a otras intelectuales el Club de Señoras. En un principio la institución fue concebida como un círculo de fomento a la educación, el arte y la cultura de las mujeres de élite; pero para la época eran inconcebibles clubes femeninos con fines distintos a la beneficencia, por lo que la crítica tradicionalista de la Iglesia y los prejuicios de los más conservadores provocaron rápidamente la politización de sus ideas.

El objetivo de Delia era claro: “despertar a la mujer al derecho de estudiar, de ilustrarse, de nutrirse y, por sobre todo, de constituir una personalidad propia”. Por lo que al poco andar el club comenzó a intercalar sus sesiones culturales con fructíferas jornadas donde se discutía el restringido rol de las mujeres en una sociedad eminentemente machista.

Pero no fue hasta 1917 que Delia Matte y las integrantes del Club de Señoras lograron influir en un joven y pequeño grupo del partido Conservador, quienes a su vez presentaron al Congreso Nacional el primer proyecto de ley de nuestra historia que buscaba conceder derechos civiles a la mujer chilena.

A pesar de que el Club de Señoras sólo llegó a cumplir 15 años de existencia, logró convertirse en una de las agrupaciones más sólidas y respetadas del período, siendo inspiración para futuras asociaciones y movimientos femeninos.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias