Tendencias

Mujeres Bacanas: Lenka Franulic, la primera periodista chilena

En una época en que el periodismo no era terreno femenino, fue pionera y conquistó un espacio a punta de trabajo y calidad periodística.

Crédito: Memoria Chilena
Lenka Franulic

De raíces croatas, Lenka Franulic nació en Antofagasta y se trasladó luego a Santiago a estudiar inglés en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. Su primer trabajo fue como productora en la Revista Hoy. Ahí comenzó a ejercer de periodista con artículos culturales y escribió una serie de reseñas de destacados escritores que luego reuniría en lo que sería su primer libro; “Cien Autores Contemporáneos” (1939).

Cuando cerró la revista Hoy, Lenka se convirtió en entrevistadora de la revista Ercilla. En una época en que el periodismo no era terreno femenino, ella fue pionera y conquistó un espacio respetado entre sus colegas  a punta de trabajo y calidad periodística. Entrevistó a importantes personajes del momento; fue la primera en conversar con los presidentes electos Gabriel González Videla, Carlos Ibáñez y Jorge Alessandri. También entrevistó a protagonistas de la historia mundial como Eleanor Roosevelt, el mariscal Tito, Juan Domingo Perón, Fidel Castro, Simone de Beauvoir, Jean Paul Sartre y Nicolás Guillén, entre otros.

La columna de Lenka Franulic en revista Ercilla, de tendencia feminista y tono liberal, se transformó en un referente para las mujeres más modernas. Trabajólica empedernida, defendió siempre su soltería porque el periodismo fue su pasión absoluta. En 1943 publicó la “Antología del Cuento Norteamericano” y en 1945 se convirtió en directora de la radio Nuevo Mundo. Más adelante trabajaría también en la radio Nacional, Cooperativa, Agricultura y Minería. En 1952 viajó a París, becada por el gobierno francés para perfeccionarse. Lenka también incursionó en el periodismo femenino y se hizo cargo de la revista Eva en 1956.

Junto a su amigo Orlando Cabrera Leyva impulsaron la creación del Círculo de Periodistas de Santiago y  en 1953 además participó en la fundación de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile. Fue la primera mujer en ganar el Premio Nacional de Periodismo (1957), bajo la mención crónica. Al año siguiente fue galardonada como la Mejor Periodista del Año por la Sociedad Profesional de Mujeres Periodistas de los Estados Unidos (ha sido la única chilena que ha recibido este honor).

Fue nombrada directora de Ercilla en 1960 y se mantuvo en ese cargo hasta el 25 de mayo de 1961, día que murió producto de un cáncer al pulmón. Tenía sólo 52 años y un camino tan notable que en 1963 la Asociación Nacional de Mujeres Periodistas de Chile empezó a entregar el Premio Lenka Franulic como reconocimiento a la trayectoría profesional. Su tumba fue esculpida por la artista Lily Garafulic y a modo de epitafio se lee una frase que le dedicó su gran amigo Pablo Neruda: “Eras presencia de mujeres y lección para un millón de hombres”.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias