Tendencias

Mujeres Bacanas: Madonna, la reina del pop

La intérprete de Like a Virgin continúa vigente en la música, y lo ha hecho reinventándose, provocando y cambiando las reglas desde hace tres décadas.

Mujeres Bacanas: Madonna, la reina del pop

“La gente dice que soy muy controversial, pero creo que lo que más controversial que he hecho es mantenerme en el ruedo”, dijo Madonna Louise Ciccone, al recibir el premio a Mujer del Año 2016 en los premios Billboard. La reina del pop, hoy de 60 años, dio un largo discurso sobre cómo en la industria de la música “envejecer es un pecado”, agregando: “Si eres una chica, tienes que jugar el juego. Te dan permiso de ser bonita y tierna y sexy. Pero no te muestres muy inteligente. No tengas opiniones fuera del status quo. Tienes permiso para ser objetificada por hombres, pero no a ser dueña de tu propia soltura. Y no puedes, repito no puedes, compartir tus fantasías sexuales con el mundo”.

Una vez más, la reina del pop, la artista femenina que más dinero ha recaudado en giras, levantaba la voz contra la injusticia y se salía de las normas. Esto al mismo tiempo que se conoció su Carpool Karaoke, el espacio del programa con James Corden, donde en un auto, Madonna en cinco canciones nos recordó que no hay nadie en el mundo de la música hoy como ella, además de McCartney o Jagger. Es parte de la banda sonora de tantas vidas y por décadas. Una ídola que cambió las reglas.

Nació en Michigan, como la tercera de seis hermanos de un matrimonio de profesionales estrictamente católicos; ella, años después, sería excomulgada tres veces por sus incendiarios videos y presentaciones. Su madre murió cuando ella era pequeña, y Madonna se rebeló constantemente contra su padre y madrastra y las reglas de la casa.

Era estudiosa, de buenas notas, y una esforzada y talentosa bailarina, que logró becas para continuar sus estudios de danza en una importante academia en Nueva York. Madonna finalmente dejó los estudios y se mudó a la Gran Manzana para bailar, viviendo de trabajos esporádicos, y encontrándose con lo duro de ser mujer en un mundo de hombres; fue violada cuando llevaba un tiempo en la ciudad. Comenzó a cantar también, y luego de un tiempo se convirtió en la voz de una banda; ya en 1981 se volvió un acto solista y, a pesar de que la industria discográfica era territorio masculino, se hizo un camino. En 1982, Everybody se transformó en su primer single número uno.

La influencia de Madonna en los 80 va más allá de sus hits mundiales como Like a Virgin, Crazy for you, Material girl o Like a Prayer, su entrada al mundo del cine, su  romance con Sean Penn y su total dominación de la moda, el peinado y el look. Madonna liberó a la mujer de ataduras, de cantantes pop que tenían que parecer lindas y agradables y simplemente abrió el camino a lo sexy.

La senda la seguiría en los 90 y 2000, siempre reinventándose, con discos como Erótica o Bedtime Stories, y luego su renacimiento electrónico con Ray of Light, más su pasada por el teatro musical como Evita. Pareciera que no había era en la que no pudiera ser, siempre, el sonido de los tiempos.

Vino la maternidad, y en estos últimos años, un nuevo intento de reinvención; Rebel Heart es su treceavo disco de estudio. Los tiempos han cambiado, su flexibilidad –como demostró en Carpool Karaoke-, tanto física como de imagen, sigue ahí: Madonna sigue siendo Madonna, alguien único.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias