Tendencias

Mujeres Bacanas: Nora Ephron, cerebro de la comedia romántica

Se hizo famosa por historias románticas llevadas al cine, mezcla perfecta de ingenio y corazón. "Cuando Harry conoció a Sally", fue una de ellas.

Crédito: AFP
Nora Ephron

“Por sobre todas las cosas, sé la heroína de tu vida, no la víctima”.

Sus padres eran guionistas, y aunque Nora Ephron nación en Nueva York, la familia se mudó a Hollywood por el trabajo de sus progenitores. Alguna vez la madre de Nora le dijo a su hija: “Todo es material” (Everything is copy), y el destino de esta escritora, ensayista, guionista y directora de cine quedó sellado: Ephron se hizo famosa no sólo por sus comedias románticas cinematográficas que mezclan ingenio y corazón, sino por saber teorizar sobre todos los aspectos de su vida –desde sus pequeños pechos en los años 70 para Esquire o sobre las arrugas de su cuello en los 2000 para el Huffington Post-. Además, de sus caídas personales también creó algo nuevo, como cuando inmortalizó su divorcio y lo convirtió en Heartburn, el libro y luego película con Meryl Streep.

Ephron siempre fue buena para escribir, y tras la universidad se trasladó a Nueva York, donde comenzó trabajando en el New York Post. Fue en los años 70 cuando saltó a la fama –y a convertirse en una de las plumas más famosas del mundo social de la ciudad-, gracias a sus ensayos para Esquire o New York Magazine, donde tenía un excelente ojo para las tendencias del momento, un sentido del humor a toda prueba, y un ingenio fantástico para ponerlo en el papel de manera honesta y encantadora. En 1983 publicó su primera novela, Heartburn, donde ficcionaliza el fin de su segundo matrimonio con el periodista de Watergate, Carl Bernstein, quien la engaña mientras ella está embarazada. El libro saltaría al cine de la mano de Mike Nichols, amigo de Ephron, y con Meryl Streep y Jack Nicholson. Ese mismo año, Ephron trabajó sus primer guión hollywoodense, Silkwood, también con Streep.

Pero su éxito rotundo en Hollywood vendría con Cuando Harry Conoció a Sally, la comedia romántica por excelencia sobre cómo enamorarse, qué es quererse, si los hombres y mujeres pueden ser amigos y si es fácil fingir un orgasmo. Otras comedias románticas destacadas de Ephron, que ya en los años 90 saltó también a la dirección además del guión, son Sintonía de amor –con Meg Ryan y Tom Hanks enamorándose en costas opuestas de Estados Unidos-, Tienes un email, y la biografía de Julia Child, Julie and Julia. Tuvo fracasos comerciales también, pero siempre son películas de mirada femenina interesante, como Hanging up.

Ephron, quien en su tercer marido, el escritor Nick Pilaggi, encontró estabilidad, siguió escribiendo geniales ensayos y publicó antologías en dos libros superventas: I feel bad about mi neck (Me siento mal sobre mi cuello) y I remember nothing (No recuerdo nada). Murió a los 71 años, de complicaciones derivadas de leucemia. Poco después  su hijo estrenó un estupendo documental sobre la vida de su madre, llamado Everything is copy.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias