Australia: Kentucky Fried Chicken deberá pagar millonaria indemnización

Un tribunal australiano condenó a la cadena Kentucky Fried Chicken a indemnizar a una niña con casi 6 millones de dólares por comer una hamburguesa en mal estado. La menor quedó minusválida y con daño cognitivo.

Monica Samaan tiene sólo 9 años. Ella y su familia libraron una larga batalla judicial luego de que en el año 2010 un accidente le cambiara la vida irremediablemente.

Cuando tenía 7 años comió una hamburguesa de pollo en una tienda de Kentucky Fried Chicken, en Sydney. Nunca supo que la hamburguesa estaba en mal estado hasta que se sintió mal y cayó al hospital.

La comida contaminada le causó encefalopatía grave por salmonelosis. Estuvo 6 meses en coma y cuando despertó sus padres se dieron cuenta de que ya nunca sería la misma. Mónica quedó en silla de ruedas, con un daño cognitivo irreparable y con dificultades para hablar.

Después de un proceso que duró 2 años, la Corte Suprema de Australia determinó que Kentucky Fried Chicken deberá indemnizar a la familia de Mónica con casi 4.000 millones de pesos. La justicia estimó que la hamburguesa se contaminó por negligencia de la compañía.

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos