Diversas reacciones generó nueva propuesta de financiamiento universitario

Luego del anuncio realizado por el ministro de Educación, Harald Beyer, sobre la iniciativa que se enfoca en el financiamiento de la educación superior por parte del Estado, surgieron diversas reacciones políticas.

CONOCE EL DETALLE DE LA PROPUESTA

Respecto a la propuesta, el diputado Mario Venegas (DC), integrante de la comisión de Educación de la Cámara, sostuvo que estas medidas son "una buena noticia, pero la verdad es que como lamentablemente nos hemos encontrado en otras oportunidades con letra chica, esperamos que los proyectos sean lo más inclusivos posible, y que las familias de clase media también sean beneficiadas".

Dijo que "esta nueva propuesta de financiamiento para la educación superior, dejando fuera a las instituciones bancarias, es una excelente noticia, pero debe ser ojalá para todos, porque es la clase media la que como nunca obtiene alguna beca o beneficio, termina endeudándose en bancos e instituciones financieras; de allí nuestra preocupación, a la que sumamos la necesidad de buscar una solución a quienes ya están pagando créditos con bancos y realmente abusivos".

El parlamentario valoró, además, que se contemple un nuevo sistema integrado de financiamiento para la educación superior, el que estará a cargo de una agencia pública especializada, "ya que esta entidad debe velar efectivamente y con total transparencia por la administración del sistema".

En cuanto a la forma de pago, el parlamentario agregó que "es fundamental, tal como lo hemos propuesto en reiteradas oportunidades, que se considere un pago cuando el estudiante efectivamente comience a trabajar, para no caer en morosidad, y que la cuota sea acorde con las rentas de cada uno".

"Finalmente el Gobierno parece hacerse cargo de un reclamo generalizado, relativo a la brecha que existe entre los aranceles reales y los de referencia. Si efectivamente este problema se aborda en las nuevas medidas, esto también constituye un avance, esperamos que no sea, eso sí, con más endeudamiento; se requiere con urgencia una nueva política de fijación de los aranceles de referencia", declaró".

En tanto el diputado Carlos Montes (PS) dijo recibir con cautela la propuesta del Ejecutivo, pues sostuvo que en materia de financiamiento para la educación superior la iniciativa contiene algunos elementos interesantes, "pero que deben conocerse todos los antecedentes antes de emitir una opinión más fundada y precisa, pues es habitual que entre el anuncio y el proyecto concreto se incorpore mucha letra chica".

Valoró que tal como lo solicitó la Concertación, durante el debate presupuestario, el Ejecutivo se haya convencido de que es necesario que el Estado asuma, a través de una agencia pública, el control del sistema, terminando con el rol que la banca privada ha jugado, pero insistió en que se trata de temas secundarios respecto del valor de los aranceles reales y la calidad de los planteles.

"La brecha entre el arancel de referencia y el efectivo es lo que genera la necesidad de endeudamiento de las familias y lo que le entrega una oportunidad tanto a la banca como a las propias instituciones para el negocio financiero en la educación y sobre eso no hay una solución cabal en lo anunciado", recalcó.

"No se termina con el crédito bancario si no se supera el desfase entre los aranceles de referencia y los reales", sentenció Montes, indicando que resta conocer con precisión a que se refiere el Ejecutivo cuando señala que las instituciones se harán cargo de la brecha para los alumnos más vulnerables. "Si este concepto es muy restringido, los sectores medios seguirán endeudándose con los bancos o con las propias instituciones, además de contraer obligaciones con el Estado", dijo.

El parlamentario sostuvo, asimismo, que durante la tramitación parlamentaria de la iniciativa debe velarse porque los beneficiarios del fondo solidario no sufran un retroceso en las condiciones, en materia de porcentaje de las remuneraciones que se debe abonar a la deuda y en la duración de los créditos.

"Se señala que el porcentaje de retorno sería un 10% de los salarios contra el 5% actual y que el plazo de pago se extendería hasta los 15 años, en circunstancias que el actual es de 12 y sólo llega a quince dependiendo de la magnitud de la deuda", declaró el representante del PS.(UPI)

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos