El complicado adiós del mexicano que fue el hombre más gordo del mundo

(Foto: EFE) Este lunes falleció Manuel Uribe, quien llegó a pesar 560 kilos, a raíz de una insuficiencia renal. Producto de su peso, la cremación de sus restos ha resultado un complejo proceso.

Debido al peso y volumen del cuerpo de Uribe, costó encontrar un sitio para incinerar el cadáver del sujeto. Incluso, existió la idea de realizar algunas disecciones para poder cremar los restos del hombre.

Sin embargo, gracias a un permiso del gobierno de Nuevo León, se tuvo acceso a un crematorio en Saltillo donde se permitió realizar el procedimiento.

Así lo reveló Gerardo Luna, abogado del fallecido, quien indicó que “imagino que se va a hacer una excepción a las reglas normales que se llevan para la cremación y nos acaban de dar la noticia de que ya está autorizado”.

El cuerpo tuvo que ser trasladado en una grúa desde el recinto hospitalario donde falleció hasta el crematorio.

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos