Israel bombardea ciudad de Rafah luego de la desaparición de uno de sus soldados

(Foto: AP) El cese al fuego no prosperó, después de que Hamás se enfrentara al ejército israelí en un túnel. Los bombardeos subsiguientes mataron a más de 70 personas.

Un rápido fin del cese al fuego acabó con las esperanzas. La ONU y Estados Unidos apoyaron la versión de Israel, que acusó a Hamás de violar el acuerdo al atacar a sus fuerzas defensivas ubicadas en uno de los túneles de Rafah, al sur de Gaza; operación en la que mataron a dos soldados y habrían capturado a otro.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su secretario de Estado, John Kerry, condenaron el actuar de Hamás y exigieron que se liberase al soldado secuestrado.

Por supuesto, las conversaciones de paz entre ambos bandos -que tomarían lugar en El Cairo- también se cayeron casi de inmediato.

El ataque a Rafah

Luego de esto, Israel contraatacó con artillería pesada y bombardeos aéreos en Rafah, hiriendo a más de 300 personas y matando al menos a 70 palestinos.

Los reportes locales informaron que en el hospital de al-Najar los cuerpos de los heridos debían ser puestos en camillas en los pasillos y hasta en el suelo.

Un vocero del ejército israelí aseguró que la tregua habría durado un poco más de una hora, hasta las 9:30 locales, cuando un grupo de Hamás sorprendió a los israelíes esperando destruir uno de los túneles de la agrupación –que iba desde Gaza a Israel- luego del cese al fuego. En el grupo de Hamás habría existido al menos un suicida con explosivos.

Ahí, habrían capturado a Hadar Goldin, de 23 años y segundo teniente del ejército israelí.

En total, el conflicto en medio oriente ha acabado con la vida de más de 1.500 palestinos, así como también 63 soldados y tres civiles israelíes.

(Hadar Goldin / AP)

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos