La dura historia del "Cisarro"

Octavo de 10 hermanos de la misma madre y de 4 padres distintos. Los mayores detenidos por asalto y las hermanas menores recluidas en un centro del Sename por maltrato. Una realidad de pobreza, vulnerabilidad y riesgo social que puede hacernos comprender la conducta del "Cisarro".

Si hubiera una Teletón para rehabilitar menores que cometen delitos, Cristóbal sería el niño símbolo. Entre los siete y los once años ya había sido detenido 24 veces, y esta mañana nuevamente, tras escapar, por enésima vez, del Sename.

Hace cuatro años, la situación de Cristóbal provocó tal impacto que se reformularon programas, se elaboraron proyectos y se hicieron múltiples promesas.

La primera respuesta del Estado fue someterlo a tratamiento siquiátrico. Durante siete meses permaneció internado en una pieza con cámara de vigilancia y escolta de Carabineros, en el Hospital Calvo Mackenna.

Cristóbal es el octavo de 10 hermanos. Sus dos hermanos mayores estaban detenidos por asalto, y dos hermanas menores estaban en un centro del Sename por maltrato.

El niño vivía con su madre y el resto de sus hermanos en un departamento de 58 metros cuadrados, en la Villa Cousiño Macul. Recibían una pensión asistencial de 60 mil pesos. El menor era líder de una banda de delincuentes infantiles.

Cuando salió del Hospital, Cristóbal ingresó a la residencia del Sename en Playa Ancha. En dos años aprobó cinco niveles de enseñanza básica. Estaba en séptimo cuando el tribunal lo entregó a su madre, que para entonces se había trasladado a San Fernando.

A fines del año pasado, sin embargo, la familia regresó a Santiago y el niño volvió a delinquir. El 24 de abril, fue detenido tras amenazar con una pistola de juguete a la cajera de una bencinera.

La diferencia, es que ahora Cristóbal tiene 15 años. Es imputable, y se le pueden aplicar penas alternativas.

Pero hasta ahora, no existe respuesta del Estado para rehabilitar a menores que -como Cristóbal en sus comienzos- cometen delitos y no son imputables. Pero hay esperanzas, ya que este año se destinaron mil 400 millones de pesos a una política de prevención delictual que por primera vez se aplica en un país en vías de desarrollo.

900 menores de 14 años que delinquen comenzaron a ser sometidos a la intervención multisistémica, que atiende no sólo a los niños, sino a las familias y a sus colegios.

Si el sistema funciona, y si la asignación presupuestaria lo permite, otros 4 mil niños que están cometiendo delitos y tienen menos de 14 años, podrían tener un mejor futuro que el de Cristóbal, el niño símbolo que provocó estos cambios.

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos