Madre de bebé quemado: “Eran órdenes superiores”

(Foto: Agencia Uno) Natalia Guerra, mamá del menor incinerado por una secta en Quilpué, quedó en prisión preventiva junto otros tres integrantes del grupo. La mujer reveló que el líder fue el autor intelectual y material del asesinato.

El fiscal de Quilpué, Juan Emilio Gatica, fue el encargado de leer las declaraciones de Guerra en la audiencia donde fue formalizada por el homicidio de su hijo, quien fue incinerado en un fundo de la comuna.

Toda la comunidad sabía que mi hijo tenía que ser asesinado después de nacer, que había que obedecer a Antares de la luz (nombre como se denominaba al líder Ramón Castillo) porque él era dios”, expresó.

De acuerdo a los dichos de Guerra, entregados a los integrantes de la Brigada de Investigaciones Especiales Policiales (BIPE), durante los rituales de la secta se consumía ayaguasca y los miembros sostenían relaciones sexuales.

Asimismo, la mujer –que quedó en prisión preventiva- entregó detalles del momento en que su hijo fue asesinado. “Estaba destrozada, pero Pablo Undurraga me decía que tenía que ser así, que era mi karma. Presentía lo que iba a ocurrir con el bebé, pero eran órdenes superiores”, dijo.

Cabe recordar que ya existe una orden de captura internacional en contra del líder de la agrupación que acabó con la vida del pequeño, quien se habría encontrado conciente al momento del homicidio.

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos