Madre y hermana de niña fallecida en “ritual” en Machalí quedan en prisión preventiva

(Foto: A. UNO) Nuevos detalles del caso surgieron en la audiencia de formalización a sus familiares, donde se descartó privar de libertad a los hombres involucrados y se dispuso de 100 días para la investigación.

Este miércoles se realizó una extensa formalización a los familiares de Dayana Escobar, menor de siete años fallecida luego de un presunto “ritual de sanación” en una tina de su casa, el sábado pasado.

Los acusados son sus padres, Silvia Andrade y Víctor Escobar, por cargos de parricidio; además de su hermana Daniela Escobar y la pareja de ésta Javier Rivas, por delito de homicidio.

El padre de la menor, no obstante, aseguró que ni él ni su yerno se encontraban en la vivienda cuando esto ocurrió, y al hallar a la niña inconsciente la intentaron abrigar, además de dar aviso a Carabineros, pero ya era muy tarde para salvar a la menor.

Escobar responsabilizó directamente al pastor que los habría aconsejado, quien confirmó haber visitado solo "un par de veces" a la familia, aunque desmintió cualquier participación en el fallecimiento y ser parte de una secta.

Asimismo, se conocieron escabrosos detalles, como que después que la niña fuese ahogada en la tina, fue luego quemada con un secador por su propia madre y golpeada con una guitarra. A la vez la hermana habría reiterado en varias oportunidades que a la niña “se la había llevado el demonio”.

Además, se supo que la niña y la familia habían participado previamente de una ceremonia, en la que habrían estado despiertos toda la noche junto a un pastor, adquiriendo luego una supuesta alergia y síntomas de una enfermedad, que habrían intentado sanar en el fallido ritual en la tina.

Finalmente, el Juzgado de Garantía accedió a otorgar la prisión preventiva a las dos mujeres, negándola a los hombres, aunque sobre aquello hubo una apelación de la Fiscalía que será analizada por el Tribunal de Alzada de Rancagua.

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos