Miles de sobrevivientes del tifón Haiyan en Filipinas esperan agua y comida

Supervivientes del fenómeno, que habría dejado más de 10.000 muertos, esperaban este martes agua y comida urgente, el mismo día en que salieron hacia la zona de la catástrofe barcos de ayuda estadounidenses y británicos.

Cinco días después del paso de uno de los tifones más potentes de la historia del país, que iba acompañado de vientos de 300 km por hora y olas de hasta cinco metros parecidas a las de un tsunami, la ONU teme "lo peor" en las zonas más afectadas, principalmente las islas de Leyte y Samar, y pidió este martes 301 millones de dólares para ayudar a las victimas.

"Acabamos de lanzar un plan de acción que se concentra en la comida, la salud, el saneamiento, los refugios, la retirada de escombros y la protección de los más vulnerables [...] Este plan requiere 301 millones de dólares", dijo Valerie Amos, la jefa de las operaciones humanitarias de la ONU en Manila.

"Tememos lo peor", dijo John Ging, director de operaciones de la oficina de coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Naciones Unidas habló de un número de víctimas que podría alcanzar 10.000 personas sólo en la ciudad de Tacloban, la capital de la provincia de Leyte, una de las más devastadas.

En total más de diez millones de personas, el 10% de la población del país, se ha visto afectada por el tifón y al menos 660.000 personas perdieron su casa.

Las autoridades no logran hacer frente a la magnitud del trabajo para dar refugio y abastecer con agua, comida y medicamentos a los supervivientes, muchos de los cuales intentan huir de la zona.

"Aquí no hay nada para nosotros. Ya no tenemos casa ni dinero ni papeles" dice desesperada Carol Mampas, de 48 años, con su hijo de tres años con fiebre en los brazos.

"Por favor, digan a las autoridades que nos ayuden. ¿Dónde está la comida? ¿Donde está el agua? ¿Dónde están los soldados para recoger los cadáveres?", se pregunta esta mujer que, como miles de supervivientes, pasó la noche en el maltrecho aeropuerto de Tacoblan con la esperanza de tomar un vuelo para abandonar la ciudad.

Las calles de la ciudad siguen llenas de cadáveres en descomposición y muchas personas armadas saquean los edificios todavía en pie.

(Fuente: AFP)

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos