Monseñor Ezzati y alcalde Zalaquett repudiaron ataques a Catedral de Santiago

Con serios destrozos y daños en el centro patrimonial de Santiago terminó la manifestación convocada por la Confech.

Los incidentes nacieron desde una marcha autorizada por la Intendencia y solicitada por la Confech. Éstos comenzaron cuando encapuchados empezaron a lanzar piedras contra la Catedral.

Además se quemó una garita de Carabineros, que funciona como punto de control en el centro de Santiago. Primero la destrozaron y luego la incendiaron, al igual que algunas sucursales bancarias.

Esta mañana el arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, y el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, recorrieron la Catedral para constatar los daños.

"El daño lastimosamente existe, pero más que el daño material, yo quisiera poner el acento sobre el daño espiritual y moral que gestos como éste le producen al país. La Catedral es un signo, un símbolo, de la historia del país y de cómo esta historia del país se ha construido desde el evangelio de Jesucristo", señaló Ezzati.

"Esto rompe el alma de Chile, un país de tradición católica, y cuando hay grupos de personas que ya, no sólo no les basta con destruir, sino son capaces de atacar nuestra Iglesia, nuestra Catedral, el Sagrario, significa que se ha perdido toda la cordura, todo el respeto, incluso a lo sagrado", sentenció Zalaquett.

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos