Padres de colegios particulares y subvencionados: "La reforma educacional está pasando a llevar las

(Foto: UDI) La Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados de Chile (Confepa)se está reuniendo con parlamentarios de todos los sectores para plantear sus reparos a la iniciativa del gobierno.

La Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados de Chile (Confepa) se reunió hoy con parlamentarios de la Alianza que conforman las Comisiones de Educación del Senado y la Cámara, a fin de expresarles sus dudas y reparos ante el proyecto de reforma educacional, que contempla: fin al copago, la selección y el lucro, y que incidiría, por tanto, en dichos establecimientos. 

La senadora Ena von Baer (UDI), junto a los diputados José Manuel Edwards (RN), Felipe Kast (Evopoli) y los UDI María José Hoffmann y José Antonio Kast recibieron a la presidenta de Confepa, Erika Muñoz, y a la tesorera de la agrupación, Silvia Pasten, quienes expresaron que “estamos teniendo reuniones con parlamentarios de todos los sectores, para que se puedan sumar a defender el derecho a elegir la educación que queremos para nuestros hijos”.

La líder de Confepa –agrupación que reúne a cerca de tres mil centros de padres de todo el país- expresó temor por la posibilidad que algunos colegios particulares subvencionados pasen a ser particulares pagados, “algo que los padres y apoderados de clase media, de la clase vulnerable de este país (...) no vamos a poder alcanzar”. Y asimismo, Muñoz dijo que “hacemos una defensa de los colegios particulares subvencionados con y sin fines de lucro, porque hay algo que no se dice en los discursos tan populares de algunos sectores, y que son los colegios para niños con capacidades diferentes, las escuelas de lenguaje.

"¿Dónde están esos colegios? ¿Quién defiende a esos padres y apoderados? Sólo hablamos de lucro, pero no hablamos de esos alumnos, de qué va a pasar con la subvención de esos niños que están en un colegio con fines de lucro pero que es gratuito. Los discursos se enfocan en una consigna ideológica, pero no en las necesidades de los apoderados y lo que estos alumnos requieren”, aseveró. 

La dirigente remarcó, además, que la matrícula de los establecimientos particulares subvencionados corresponde al 54% del total nacional, es decir, a cerca de 1,8 millones de alumnos: 

“Somos una organización que no tiene fines políticos ni religiosos; somos padres y apoderados, mamás y papás, de clase media, de clase vulnerable, esforzados, que queremos que nuestros hijos tengan las oportunidades que no tuvimos, y eso es lo que sentimos que esta reforma está pasando a llevar”, subrayó Muñoz. Al respecto, la senadora Von Baer destacó que los dirigentes de Confepa “están teniendo reuniones con padres y apoderados de todo el país y lo que están recogiendo es una profunda incertidumbre respecto de qué va a suceder con los proyectos educativos de sus colegios. Nosotros compartimos esa preocupación, porque hoy día se está hablando que el Estado va a comprar muchos de esos colegios y eso significa la estatización de miles de colegios a lo largo del país".

Consultada  respecto de si habían expresado sus planteamientos e inquietudes al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, Erika Muñoz aseguró que pese a haber enviado cartas y solicitar audiencias, no han sido recibidos por la autoridad, lo que fue duramente criticado por los parlamentarios.

“¿Cómo es posible que el ministro Eyzaguirre no se haya juntado con los más afectados de esta reforma? ¿Cómo es posible que no se haya juntado con los padres y madres de los colegios particulares subvencionados, esos mismos que esta reforma está afectando tan gravemente y consigo afectando tan gravemente la libertad de los papás de elegir la educación de sus hijos?”, cuestionó el diputado Edwards, quien acusó al ministro de actuar “con prepotencia y altanería”.

A su turno, la diputada Hoffmann dijo que “nos preocupa la desconfianza que ha tenido el ministro, que ha tenido este gobierno, con los padres y sus decisiones. Nos preocupa que se pase a llevar el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos y que, tratándose de un proyecto tan importante para definir el camino que seguirá a futuro nuestro sistema educacional, no se esté considerando la opinión de un grupo que representa a más del 50% de los padres y apoderados del país”.

Agregó que  “sobre todo, nos preocupa la intención de este gobierno de asfixiar a la educación particular subvencionada”.

Por su parte, Felipe Kast planteó que “el llamado acá, y la gran angustia que nos manifestaron los apoderados, es simplemente una petición: que los escuchen, que sean protagonistas de una reforma que si se construye desde un escritorio y no se construye con los actores sociales, con los alcaldes, con los sostenedores, con los apoderados, finalmente va a ser una reforma que, lejos de constituir una oportunidad para combatir muchas desigualdades que existen en nuestros niños, terminará por darles la espalda”.

Temas en Programas

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos