Planta de residuos orgánicos de Pelequén tendría sus horas contadas

Este viernes la autoridad revisará su evaluación ambiental y si bien el presidente de la compañía Colhue ya anunció su cierre, los vecinos del lugar aseguran que la planta continúa funcionando.

Protestaron, se enfrentaron a Carabineros y generaron un taco de 40 kilómetros. Ahora, los habitantes de Pelequén no creen que la planta de residuos orgánicos de la empresa Colhue haya dejado de funcionar.

Aunque Germán Pardo, presidente de la compañía, informó que se establecerá el cierre del recinto, los afectados por el problema higiénico no quieren esperar más por alguna solución.

La decisión de cierre se adelanta a la reunión de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de OHiggins, donde se pedirá el cierre provisorio de la planta y donde podría revocarse su resolución de calificación ambiental.

“Ha sido fiscalizada en innumerables ocasiones, tiene muchos procedimientos sanitarios en curso. El otro mono relleno que también había sido fiscalizado ya se cerró”, expresó la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez.

Se trata de una reunión que fijará –además- el modo y el plazo en que la planta deberá cerrar.

Temas en Programas

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos