Senado aprueba y despacha proyecto que crea el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP)

(Foto: A.Uno) La propuesta plantea la implementación del acuerdo como un estado civil, con derechos y deberes de los contrayentes, ante el Registro Civil. Ahora pasará a la Cámara de Diputados a segundo trámite legislativo.

Por Carolina Mascareño   y Manuel Saavedra  

A las 16:40 horas se dio inicio esta tarde a la tercera sesión destinada a revisar y votar en particular la propuesta que crea el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP).

Tras extensa votación y dos intentos previos de ser votada, la iniciativa fue aprobada con rechazo de las indicaciones que restringían el AVP a uniones homosexuales, y la que buscaba darle el nombre de "pacto de unión civil", así como también se descartó la idea que hacia extensivo el acuerdo a todas las parejas de hecho, aunque no hubiesen celebrado el AVP.

De igual modo, se aprobó la indicación que permite el cuidado o tuición de los hijos a uno de los cónyuges ante el fallecimiento del otro, siempre y cuando haya participado en su crianza.

Ahora, la iniciativa pasará a segundo trámite legislativo a la Cámara de Diputados.


GOBIERNO: "EL AVP NO DEBILITA A LAS FAMILIAS, LAS FORTALECE"


A su turno, el ministro vocero de gobierno, Alvaro Elizalde, remarcó que "un país que valora la diversidad y promueve la igualdad de derecho de todas y todos" y que "el Chile de todos no es posible de imaginar, a menos que exista un compromiso irrestricto con la erradicación de toda forma de discriminación".

El ministro detalló que existe a nivel mundial "un reconocimiento a las uniones civiles", regulando los vínculos entre parejas hetero y homosexuales, y que "Chile debe fortalecer valores como la libertad, la igualdad y la dignidad, fundamentales para la democracia (...) y garantizar derechos sucesorios, derechos a emitir una opinión vinculante sobre tratamientos médicos de su pareja, a ser carga en el sistema de salud". 
"El Senado debe ejercer sus funciones con miras al bien común, su deber y el del gobierno es con la ciudadanía en general, con bienestar, inclusión y participación igualitaria. Rechazar este proyecto es no querer ver la realidad de miles de chilenos, dejando sin protección jurídica y reconocimiento institucional a quienes conviven, sin estar casados. Es pretender que las instituciones republicanas funcionen para algunos y no para todos", añadió. 
Finalmente, Elizalde remarcó que "el AVP no debilita las familias, las fortalece", ya que entrega las herramientas para tener resguardos legales. 
 

EL ENCENDIDO DEBATE EN SALA


El senador Eugenio Tuma (PPD) dijo que "al iniciar el debate del proyecto de Acuerdo de Vida en Pareja, no puedo evitar recordar a una vecina de Padre Las Casas". Explicó que ella convivió por más de tres décadas con su pareja, y tenía hijos, pero sin un vínculo matrimonial "pero tenía una familia feliz, por lo que me di cuenta que no necesariamente debía concurrir un matrimonio o libreta para constituir una familia feliz".

"No veo amenazado mis valores, modo de vida, con este proyecto de ley y menos voy a buscar imponer a otros mis convicciones (...) una sociedad democrática se construye en el profundo respeto de la diversidad", remarcó, citando también el caso de la jueza Karen Atala.

A su turno, el senador Hernán Larraín (UDI) planteó que "hay que entender que hay que mirar con mucho respeto los cambios, para ver si podemos configurar una sociedad que en democracia y pluralismo puede aceptar y convivir (...) siempre va a ser dificíl reconocer valores distintos a los propios".

"Nos preguntamos si acaso tiene algún sentido legislar sobre el AVP; y tal cual lo dije cuando discutimos en general, yo dije que sí, porque falta una regulación en las relaciones de personas que unidad por razones afectivas, quiere manifestar de una manera estable su voluntad de vivir juntos", comentó. 

Agregó que "el AVP no tiene justificación cuando se trata de personas de distinto sexo" y que "el matrimonio tiene su propia justificación, y que introducir el AVP para personas de distinto sexo hace una duplicación". 

La senadora Carolina Goic (DC) aseveró que "para el ejercicio de muchos derechos, hoy los convivientes no están protegidos ante la ley y esta es la situación de más de 2 millones de chilenos convivientes de distinto o mismo sexo". 

"Este AVP lo que hace es generar la alternativa para generar un acuerdo que les permita vivir su vida mediante un estatuto protectos (...) es una legislación que reconoce la realidad actual. Siempre he sido defensora de la familia y creo que protege una visión más amplia de familia", dijo. 

El senador Alejandro García- Huidobro (UDI) argumentó que "muchas parejas que conviven es porque no han decidido asumir compromisos" y que "(el AVP) no va a promover la vida en pareja, con pocas responsabilidades y muchas facilidades para deshacer ese compromiso, de común acuerdo o de forma unilateral. Y ahí viene la importancia de la familia y el matrimonio". 

A la vez, señaló que con esta propuesta se pondría en riesgo "la continuidad del ser humano".

Mientras que el senador Guido Girardi (PPD) adujo que "se intenta establecer que hay distintas dignidades".

"Voy a luchar porque en mi sociedad, por las mismas razones que tiene una pareja heterosexual para casarse, lo tiene una del mismo sexo (...) por eso sería tan importante que aquellos que trabajan para una sociedad más pacífica tengan un poco de compasión y se hagan cargo de la diversidad. Y por eso voy a por avanzar en el matrimonio igualitario", agregó.  

El senador Felipe Harboe (PPD) destacó que "no es cierto que el AVP y el matrimonio sean lo mismo, son concepciones distintas" y que "nuestro ordenamiento jurídico debe dar cuenta de las nuevas realidades". 

Tras ello, el senador Baldo Prokurica (RN) planteó que se "debe resguardar el matrimonio entre un hombre y una mujer", pero que se debe contar con un mecanismo para regular otras uniones civiles. 

Ricardo Lagos Weber (PPD) comentó que "he recibido cientos de mail que no se condicen con una mirada cristiana, de respetar a los demás". 

"Me parece inconcebible que no podamos darle igualdad de derechos a quienes tengan una opción distinta", añadió. 

El senador Manuel José Ossandón (RN) argumentó que "este proyecto es un copy paste del matrimonio, tiene un 15% de diferencias, que es tener menos deberes", y que "creo que el matrimonio es entre un hombre y una mujer". 

El timonel del PPD, Jaime Quintana, planteó que "hoy se aprecia una visión tolerante de la Nueva Mayoría y otros sectores (...) eso es justicia, integración, tolerancia y respeto y por eso voto a favor". 

Desde la UDI, el senador Juan Antonio Coloma acotó que este "no es un tema fácil y por eso en consciencia, por lo que significa el matrimonio y el paso siguiente, que es totalmente contrario a lo que yo quiero dar testimonio, los pasos van en una dirección distinta al país (que quiero) y voto en contra". 

Juan Pablo Letelier (PS) argumentó que la diversidad de su familia le enseñó a entender "que todos somos hijos de Dios" y que "uno acá legisla en consciencia, por más reclamos que puedan haber". 

 

Revisa también: Las 9 claves del proyecto para regular la convivencia de parejas

Temas en Programas

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos