Siete claves para entender lo que desató las protestas en Ferguson, Missouri

(Foto: AP) Las protestas se han tomado las calles de este pequeño poblado estadounidense, donde los conflictos raciales escalaron a un nivel inesperado.

1. El sábado 9 de agosto, un oficial de policía identificado como Darren Wilson disparó y mató al joven de origen afroamericano Michael Brown

Darren Wilson, de 28 años, no tenía antecedentes previos de tipo disciplinario, y solo trazos de su arma fueron encontrados en la escena del crimen. Por su parte, Michael Brown había egresado hace poco de la educación secundaria y pretendía recomenzar sus estudios el 11 de agosto.   

2. En Ferguson la mayoría de las personas son de raza negra, mientras la policía y gobierno son principalmente blancas

De acuerdo al último censo en la ciudad, que data de 2010, un 67 por ciento de la población es negra en Ferguson.

Mientras un 94 por ciento de la policía sería blanca (de los 53 comisionados, solo tres son negros).

3. Aún hay versiones contradictorias de lo ocurrido

Lo que se conoce con certeza es que Michael Brown fue detenido por la policía por caminar en medio de la calle, pero no se sabe qué fue exactamente lo que llevó al oficial a darle seis disparos, estando el joven desarmado.

Por su parte, el jefe de policía de Ferguson aseguró a los pocos días de la tragedia que el policía fue herido durante su encuentro con Brown, y tenía la cara hinchada.

Los oficiales que llevan la investigación han sido acusados también de negligencia, pues, por ejemplo, entrevistaron recién el 13 de agosto al amigo que acompañaba a Brown en el momento de su muerte.

De la misma manera, la policía sugirió que Brown había robado en una tienda, aunque también aclaró que no fue por ese motivo que se produjo su detención.

4. La policía se ha negado a entregar el informe de la autopsia de Brown

La policía del condado de St. Louis, a cargo de la investigación local, no ha querido entregar detalles de los exámenes médicos ni de las evidencias reunidas de momento.

5. Las protestas se expandieron de inmediato

Apenas se supo la noticia de la muerte de un joven afroamericano a manos de la policía, los vecinos de la ciudad se reunieron en el lugar de los hechos, donde el cuerpo de Michael Brown habría permanecido por varias horas.

Durante toda una semana se realizaron protestas pacíficas, aunque con algunos incidentes aislados que obligaron a actuar a las fuerzas especiales de Estados Unidos.

6. Las fuerzas policiales son acusadas de extrema violencia

Entre otras cosas, se ha cuestionado el uso de perros por parte de la policía para controlar las marchas. Asimismo, a medida que las protestas aumentaron, los oficiales comenzaron a usar equipamiento militar, máscaras de gas y rifles.

7. La historia se repite

En 2005, en St. Louis, Missouri, ocurrió un incidente similar cuando la policía disparó a un hombre también desarmado y también llamado Michael Brown.

Este Michael Brown, de 23 años, viajaba en una camioneta con sus amigos, aunque excediendo el límite de velocidad, por lo que comenzó a ser perseguido. Un policía disparó al vehículo, matando a Brown y otro de los ocupantes.

El policía fue condenado por la justicia, y se debió indemnizar a las familias de las víctimas, pero al poco tiempo el autor fue absuelto argumentando que el vehículo era un arma mortal.

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos