Termina primera semana de discusión de la Reforma Tributaria

Culminaron los primeros días de discusión desde que se conocieron los detalles del documento de casi 180 páginas, que ya genera opuestas evaluaciones.

El proyecto incluye medidas para cuidar el medio ambiente, como el anunciado impuesto a la importación de vehículos diesel de uso particular. El Gobierno lo fundamenta en que estos contaminan más, cosa que cuestionan categóricamente desde el gremio automotriz.

Medida que se suma a la que busca -además de recaudar recursos- corregir el comportamiento de los chilenos: la que suma impuestos a las bebidas sin alcohol, pero con azúcar, dejándolos en un 18% además del IVA. Es decir: si una bebida de un litro y medio cuesta mil pesos, hoy se pagan 115 en impuestos específicos. Con la reforma, eso subiría a 159, y la botella terminaría costando mil 44 pesos.

Y a las bebidas que sí tengan alcohol se le sumará un impuesto dependiendo su gradualidad. El que más sube es el whisky, que de pagar un 27% pasa a casi un 40.

También se establece aplicar gradualmente más impuestos a las principales fuentes contaminantes con mayor potencia térmica. Según el Gobierno, unas 500 en todo Chile.

La derogación del DL600 elimina el beneficio que desde 1974 tienen los inversionistas extranjeros al asegurarles que no se les cambiarán las condiciones tributarias. Sin él, los capitales internacionales se verían afectados, por ejemplo, ante cualquier alza de impuestos a partir de 2016.

Otra de las medidas que incluye el proyecto es el cambio en el beneficio que tienen las constructoras de rebajar el IVA en ventas de viviendas de menos de 4 mil 500 UF. Con la reforma sólo será aplicable para las de menos de dos mil. Según la Cámara Chilena de la Construcción, esto haría que el costo de construir suba entre 6% y 8%,y afirman que es muy probable que éste sea traspasado íntegramente al precio final de los inmuebles.

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos