Copa Sudamericana terminó en escándalo

(Foto: Agencia Uno) En un escándalo de marca mayor terminó la final de la Copa Sudamericana 2012 entre Sao Paulo y Tigre. El cuadro argentino no salió a jugar el segundo tiempo tras denunciar agresiones por parte de policías y guardias brasileños.

El elenco de Brasil ganaba cómodamente 2-0 en el primer tiempo, con goles de Lucas (23) y Osvaldo (27). Hasta ahí Sao Paulo era un merecido campeón, pues en la ida igualaron 0-0, sin embargo al concluir la etapa inicial del encuentro disputado en el Estadio Morumbí, comenzaron los problemas.

Antes de irse al descanso se produjo una pelea entre jugadores de ambos equipos, la cual debió ser controlada por la Policía.

Pero cuando los argentinos se dirigían a camarines, el técnico de Tigre, Néstor Gorosito, salió a denunciar que sus jugadores fueron golpeados e incluso amenazados con armas por policías y guardias brasileños.

Ante esto el conjunto bonaerense decidió no salir a disputar el segundo tiempo y fue ahí donde el juez del encuentro, el chileno Enrique Osses, cobró especial protagonismo. Esto porque el réferi, tras esperar unos 30 minutos, decidió terminar el partido y dar como ganador a Sao Paulo, decisión que fue rechazada por los argentinos.

En medio de la polémica el "Tricolor" recibió el trofeo y se transformó en el nuevo campeón de la Copa Sudamericana.

Probablemente esta final se continúe disputando fuera de la cancha, pues los trasandinos evidenciaron moretones y golpes ante las cámaras de televisión y ahora la Conmebol deberá investigar qué fue lo que realmente ocurrió.

Destacados de Deportes13

Lo más visto en Video 

Más videos