El dispar destino de los fundadores de Sol y Lluvia

Mientras que Amaro Labra llegó de Europa para preparar el concierto que se realizará en el Estadio Nacional, su hermano Charles toca en las calles por opción propia, para así “devolverle al pueblo lo que es del pueblo”.

 

Por Andrea Tapia Mayer  (texto) y Daniela Díaz Soto (video)

El 6 de septiembre Sol y Lluvia espera repetir la historia y llenar el Estadio Nacional, tal como lo hicieron en 1999 cuando se congregaron 50 mil personas. Ese día brindarán un concierto para celebrar sus 35 años de vida, en donde Amaro Labra, uno de los fundadores del grupo junto a su hermano Charles, será el único 'histórico' presente.

“Mis hermanos no estarán en esta partida, posiblemente más adelante pueda ser, pero tendrá que ser algo profundo, no como la posibilidad de hacer un buen marketing (…).Para nosotros tocar en el Nacional tiene un significado muy potente. No se puede olvidar en estos días ni nunca que fue un campo de tortura”, comenta Amaro Labra, el líder actual de Sol y Lluvia, a T13.cl

Y es que Charles tomó un camino diferente. Hace 14 años que dejó Sol y Lluvia por diferencias ideológicas con su hermano fundó una banda aparte: Antu Kai Mawén (Sol y Lluvia en mapudungún). "Lo que busqué fue dejar de hacer shows para tocar en la calle, plazas y micros y así devolverle al pueblo lo que es del pueblo. Yo no podía cantar que los pobres no pueden esperar mientras vivo como rico. El Sol y Lluvia siempre fue una propuesta de vivir en consecuencia y cuando se perdió eso yo me retiré”, cuenta a t13.cl.

Amaro, por su parte, está abocado completamente a Sol y Lluvia. El año pasado sacó una nueva placa con la banda y hace algunas semanas llegó de una gira por Europa. Por estos días se encuentra en los preparativos para el show en el Nacional.

Charles Labra, de Sol y Lluvia a las micros

Charles dejó Sol y Lluvia por diferencias ideológicas con su hermano. Así, fundo Antu Kai Mawen, banda que toca “música de la tierra”, y que por estos días cumple 14 años, los que celebró con un concierto en el Consejo Cultural San Joaquín, donde trabaja su hermano Johnny Labra como gestor cultural, quien también perteneció a Sol y Lluvia.

—“Amaro se quedó solo. Es el único que está cumpliendo 35 años. Todos los otros son músicos jóvenes que ni siquiera vivieron la dictadura. Incluso, muchos de ellos tocaron conmigo en la calle. Yo no quiero aportillar su concierto, pero quiero dejar en claro que el Sol y Lluvia de ahora no es el de antes”, sentencia. Y agrega que “La marca Sol y Lluvia la inventé yo. Pero cuando se produjo la crisis ellos ya tenían inscrita la marca. Yo les dije 'la marca es mi manto'. Si me la quitan quédense con la bolsa y con todo”.


Charles dice que le llena de orgullo saber que la gente de la calle ha sabido reconocer su trabajo y consecuencia, ya que para él ha sido duro ser consecuente. “Me dicen cómo anday cantando en la micro. Una vez un tipo que vendía helados me dijo ‘Buena Sol y Lluvia, puta que hay caído bajo’. Yo le dije, ´hermanito, estoy abajo pero no caí, yo bajé, que es una gran diferencia. Bajé adonde está el pueblo, la calle, las micros”, dice. Charles vive de los aportes voluntarios por su música y de lo que recolecta de sus discos pirateados por él mismo, para así no venderle a la gente CD’s de ocho mil pesos.
 

Amaro Labra, de Europa al Nacional

El líder de Sol y Lluvia está de regreso en el país tras un mes en gira por Francia, Suecia, Alemania, Austria y Holanda. Por estos días se le puede ver en ensayos de preparación para el concierto que realizarán en el Nacional, cuyas entradas varían entre los 5 mil y 10 mil pesos.

Respecto al distanciamiento de Charles y sus hermanos, —ya que Johnny Labra tampoco está en la banda hace desde hace dos años—, explica: “Por supuesto que me hubiera gustado estar cantando con ellos, pero estoy con mi hijo, estoy con músicos, estamos con un Sol y Lluvia que superó todas las crisis con lindos discos. Esta historia va más allá de las personas, tiene que ver con un liderazgo colectivo, que sigue funcionando sin ningún problema”, comenta. En el concierto, adelanta que se dedicarán a tocar temas antiguos y nuevos, especialmente de última producción: Clima Humana, lanzado en 2013. “Tenemos más de 100 canciones para elegir y de toda la historia del grupo en estos 35 años”, cuenta.

Amaro responde que no descartan que tocarán Adios, general, pero aclaran que la programación se relacionará con los tiempos actuales, ya que “no somos anclados a la nostalgia”. Agrega que actualmente está trabajando en proyectos para investigar la historia de la música popular, y buscando viejos y antiguos talentos, para ayudarlos a ‘autoproducir’ sus propios eventos. Además, comenta que su idea es recorrer todo Chile, Sudamérica y Europa nuevamente, una experiencia que le servirá para “echar a andar este país de manera inteligente, donde la riqueza se reparta bien y donde todos progresemos”.

Destacados de Tendencias

Lo más visto en Video 

Más videos