Trabajar en una buena propuesta de negocio resulta muchas veces una situación difícil para aquellos que están iniciando un nuevo camino en este mundo. Una propuesta de negocio es el documento que reunirá toda la información que se precisa para la evaluación y el desarrollo de un emprendimiento determinado que se quiera iniciar.

Es común ver que las propuestas contienen mucha información, lo cual puede marear a los clientes que quieren invertir en su negocio. Para evitar esto, es importante tener un orden cronológico y seleccionar la información más importante para ser entregada a un cliente potencial. Esteban Ramos, gerente general KC Audit & Consulting entrega cinco consejos claves para elaborar una buena propuesta de negocio: 

1. Considera una propuesta de valor 

Publicidad

Una propuesta de valor se relaciona con los aspectos más destacados de una empresa y su capacidad de resolver los problemas planteados. Definir una propuesta de valor es un paso fundamental para demostrar cómo tu empresa o emprendimiento puede satisfacer a un cliente de manera eficiente y precisa. Una vez que tengas tu propuesta de valor, debes continuar con los siguientes tips.

2. Asegúrate de que tu propuesta sea realista

En nuestra propuesta no podemos improvisar, el documento que se entregará al cliente potencial es la carta de presentación de nuestro negocio. Debes asegurarte de que tu propuesta sea la solución a una problemática o una ayuda fundamental para el cliente. La claridad de la información y los datos anexados tienen que estar fundamentados de forma clara y sin dejar nada al azar. 

3. Misión, visión, valores y objetivos

Tu propuesta debe ser complementada y reforzada con los elementos que acompañan a todo negocio, empresa y emprendimiento. Estos son: misión, visión, valores y objetivos. La información entregada de cada punto le dará una mayor forma, seriedad y profesionalismo a tu propuesta.

4. Definir tú público    

Para desarrollar una buena propuesta tenemos que saber quien es nuestro público objetivo. Aunque sea la misma propuesta de negocio, no a todos se les presentará de la misma forma. Es importante conocer y entender lo que quiere el cliente. Por ellos es importante tomar nota y poner atención a quién enfocaras tu propuesta. 

4. Ten confianza en tu propuesta

Si realizaste un buen trabajo no hay que temer. Es fundamental creer en tu proyecto y confiar en lo que estás planteando en él. Te estás jugando una oportunidad importante, no la desaproveches. 

Publicidad