Autoridades canadienses confirmaron que un total de 16 personas fueron las que finalmente murieron en el tiroteo protagonizado por un hombre de 51 años en el pueblo de Portapique en Nueva Escocia, Canadá.

El sujeto, que dejó entre sus víctimas a una policía, fue encontrado muerto tras horas de persecución, dijo este domingo la policía federal del país. El aumento de la cantidad de fallecidos fue confirmado por The Guardian.

Las motivaciones del autor de los disparos, Gabriel Wortman, 51 años, no fueron detalladas. En un primer momento se habló de al menos 10 personas personas fallecidas.

Publicidad

Las víctimas incluyen una integrante de la policía montada de Canadá, mientras que un segundo uniformado resultó herido.

El tiroteo comenzó al final del sábado en la pequeña localidad de Portapique, a un centenar de kilómetros de la capital provincial Halifax.

Numerosos cuerpos fueron hallados frente y dentro de una casa, a donde la policía acudió tras obtener señales de disparos.

El autor de esas muertes, del que se informó en un primer momento que estaba disfrazado de policía, huyó ante la llegada de los uniformados, lo que desencadenó una amplia búsqueda de unas 12 horas en toda la provincia para hallarlo.

El hombre, que fabricaba dentaduras según los medios canadienses, fue encontrado el domingo.

"La búsqueda del sospechoso terminó esta mañana (doming). Cuando el sospechoso fue ubicado. Y puedo confirmar que ha fallecido", agregó Weather.

El primer ministro Justin Trudeau lamentó la tragedia en su cuenta de Twitter asegurando que se encuentra en contacto con el gobernador de Nueva Escocia, Stephen Mcneil.

Se trata del tiroteo más mortífero en a lo menos los últimos 30 años del país norteamericano. 

Publicidad