El calendario de vacunación contra el COVID-19 sigue avanzando en Chile y hay personas que van por su cuarta dosis.

En esta nueva etapa se ha comenzado a incorporar la vacuna Moderna al esquema. Se trata de una de las últimas que fueron autorizadas por el Instituto de Salud Pública (ISP) para utilizarla en el proceso de inmunización.

Publicidad

En el detalle, el ISP autorizó el uso de la vacuna Moderna a partir de los 12 años el pasado miércoles 2 de febrero y esta venía precedida de una pre-calificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con eso, se convirtió en la séptima vacuna aprobada paraa usarse en Chile en medio de la pandemia y el 23 de febrero de 2022 llegó su primer embarque al país con 1,5 millones de dosis en el marco de un contrato que, hasta ese entonces, totalizaba 3 millones de vacunas.

¿Cómo funciona la vacuna Moderna contra el COVID-19?

Según un informe oficial del ISP, la vacuna de Moderna contiene un ARN mensajero modificado que está encapsulado en nanopartículas lipídicas que actúan como vehículo para que el ARN entre a la célula y luego produzca la glicoproteína "Spike" del virus SARS-CoV-2.

Una vez producida ésta, se reconoce por el sistema inmune y ayuda a prevenir y proteger ante una futura infección.

Cabe destacar que la vacuna no contiene el virus del SARS-CoV-2, por lo cual no puede causar la enfermedad.

¿Cuál es su efectividad?

Los resultados primarios demostraron que la vacuna de Moderna posee un índice de efectividad del 94,1% después de los 14 días de la segunda dosis.

Y, en un análisis posterior interno, la eficacia fue de 94,5%, lo que confirmó los resultados obtenidos en el análisis primario.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna Moderna?

Los eventos adversos tras su administración suelen ser leves y se resuelven de forma espontánea, aunque también pueden ocurrir eventos serios con mucha menor frecuencia.

En el sitio de la inyección:

  • Muy frecuentes: Dolor e hinchazón, enrojecimiento.
  • Frecuentes: Urticaria, erupción y reacción retardada.
  • Poco frecuentes: Prurito.

Eventos supuestamente atribuibles a la vacunación o inmunización (Esavi) sistémicos:

  • Muy frecuentes: Linfadenopatía, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor articular, dolor muscular, fatiga, escalofríos, fiebre.
  • Frecuentes: Diarrea, erupción cutánea.
  • Poco frecuentes: Mareos.
  • Raras: Parálisis facial periférica aguda, hipoestesia, hinchazón facial.
  • Muy raras: Miocarditis, pericarditis.
  • Frecuencia no conocida: Anafilaxia, hipersensibilidad, eritema multiforme.

Cabe mencionar que si se presenta un Esavi, se debe notificar al Subdepartamento de Farmacovigilancia del ISP.

Al igual que otras dosis utilizadas en la inmunización contra el COVID-19, la vacuna no se debe administrar a personas con antecedentes conocidos de una reacción alérgica grave a cualquier componente de la vacuna y no se debe administrar una segunda dosis de la vacuna si se produce una reacción anafiláctica después de la primera.

[VIDEO] Vacunas contra la influenza y el COVID-19: ¿Podemos recibir las dos vacunas el mismo día?

Publicidad