Política

El otro flanco de ir al TC por tercer retiro: oficialismo inquieto por posible efecto en elecciones

elecciones-2021
Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
Ante la dilatación del gobierno para recurrir al tribunal, ha crecido la incertidumbre en Chile Vamos por el camino a seguir en medio de la crisis económica. Todo esto, en medio de críticas por la falta de ayuda a la clase media. Piñera intentó acallar los reparos mientras el tercer retiro avanza en el Senado.

“Nos ha prometido que va a ir, sí; nos ha prometido que va a ir pronto, sí. Aún no ha ido, estamos expectantes y presionando también”, decía a primera hora de este lunes el diputado UDI Jorge Alessandri en torno a la decisión del Presidente Sebastián Piñera de acudir al Tribunal Constitucional (TC) para impugnar el proyecto de ley del tercer retiro anticipado de fondos de las AFP, que fue aprobado con amplio el respaldo el jueves pasado en la Cámara.

El diputado -junto a cerca de una veintena de sus pares oficialistas- ha sido contrario a los retiros de fondos anticipados de las pensiones para paliar la crisis económica que vive el país, a raíz de la pandemia del coronavirus. 

Pese a que son minoría en Chile Vamos, el gobierno ha estado en la misma postura: apelar a la inconstitucionalidad de esta iniciativa que, acuñan, excede las atribuciones de los parlamentarios al abordar seguridad social y presupuesto fiscal.

En La Moneda, no obstante, han dilatado recurrir al TC. Primero, les comunicaron a sus diputados que irían, en primer trámite en la Cámara, apenas se aprobara en la comisión de Constitución; luego, trascendió que sería una vez “conocido el texto completo”, es decir, posterior a la votación en la Sala de la Cámara Baja.

El viernes pasado trascendió, asimismo, que ministros ya habían concordado con los jefes de bancada oficialistas que presentarían el texto a más tardar este lunes. Ya despachado el jueves pasado al Senado, el gobierno aún no recurre al TC.

Eso sí, desde la semana pasada en que enfatizan en que esta es una carta que se debe usar en “el mejor momento”.

En ese sentido, esa “carta” del TC también ha estado supeditada a las conversaciones paralelas para llegar a concretar otras medidas de ayudas económicas como lo fue con el retiro del seguro de cesantía, propuesta de Joaquín Lavín y Mario Desbordes.

Mientras el proyecto de ley del tercer 10% este lunes inició su segundo trámite en la comisión de Constitución en el Senado (en la foto), este lunes, el Presidente Piñera presentó un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) con “mayor universalidad” -$100 mil por integrante de la familia- para grupos que estén en el 80% del Registro Social de Hogares.

Con este anuncio, el mandatario intentó contener las críticas oficialistas y opositoras ante la polémica que creció el fin de semana por el rechazo que reportaron familias para acceder al bono de clase media del gobierno.

En medio de esa polémica por el bono, en el oficialismo, dicen, creció la molestia con La Monda. Varios recordaban durante la jornada que, a fines de marzo, hicieron ver a los ministros que este bono venía con “letra chica” o con “mucho trámite”; que se necesitaba más universalidad. En ese entonces, el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, defendió esas ayudas propuestas y señaló: “Los anuncios que ha presentado el Presidente Piñera tienen una letra grande, tienen una letra gigante”.

En paralelo, recurrir al TC esta jornada, con nuevas críticas -por el bono clase media-, dicen en Chile Vamos, hizo todo más complejo. Mientras el gobierno lleva adelante arduas negociaciones con el Senado -y también diputados- para lograr acuerdos al menos en nuevas ayudas económicas, siguen las presiones de su sector para que recurra al tribunal y frene un tercer retiro.

Lo más urgente, relevan en el oficialismo, es salir en ayuda a la clase media. Por eso, el anunció de Piñera, hasta ahora, no ha logrado contrarrestar el gran apoyo oficialista al tercer retiro.

El vocero de Palacio este lunes, en todo caso, recalcó que “el Presidente ya lo ha dicho muy claramente: el gobierno tiene la obligación de defender el respeto a la Constitución”.

En ese sentido, el lío sigue siendo el momento. Ahora, eso sí, ha surgido en el oficialismo una nueva preocupación: que el requerimiento al TC tenga efectos en las elecciones del 15 y 16 de mayo.

El presidenciable de RN y el PRI, Mario Desbordes, ya lo adelantaba al mediodía. “Lo que hace el gobierno es muy grave. Si uno quiere ver esto desde el punto de vista electoral, el daño es ahora en la Constituyente. Lamentablemente, si la mentalidad es la del ministro el Interior, que dice que el costo ya se hizo, es no entender mucho; el costo no se ha asumido todavía. El gobierno cree que el costo es solo para ellos y es en las encuestas. Tenemos un gobierno que solo piensa en el propio gobierno a veces, y eso complejo. Insisto, el costo va a ser en la elección de constituyentes”, dijo el exdiputado en La Segunda.

Así, el exministro daba cuenta del ambiente que se vivía entre los parlamentarios. Hay una preocupación de que, a medida que más se demora el gobierno, más espacio hay a la incertidumbre y obviamente eso termina afectando a los que están en pleno proceso electoral así que mientras antes esto se despeje, mejor”, agregó más tarde a T13.CL el diputado RN Diego Schalper.

El gobierno todavía tiene casi tres días más para seguir negociando, pues el tercer retiro se votará este jueves en la Sala del Senado.