Mundo

La respuesta de Boris Johnson ante la grave crisis política que amenaza su gobierno

bbc
Por BBC News Mundo
El primer ministro británico enfrenta una severa crisis de confianza que ha derivado en decenas de renuncias dentro de su gobierno.

En apenas 24 horas las malas noticias han crecido a una velocidad vertiginosa para el gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson.

El mandatario enfrenta una grave crisis de confianza por parte de los miembros de su propio partido que empezó el martes con la renuncia de los ministros de Economía y de Salud, a la que para la tarde del miércoles se le habían sumado las dimisiones de más de una treintena de viceministros y otros cargos minsteriales.

Así, Johnson se ha convertido en el líder británico que más renuncias ha recibido desde 1932.

Pese a ello, el mandatario ha mantenido sus actividades con normalidad y este miércoles, de hecho, compareció ante un comité del Parlamento en el que dejó clara su intención de seguir adelante en el gobierno.

Durante la sesión de preguntas, Johnson rechazó las preguntas que ponían en duda la viabilidad de su gobierno, afirmando que "por supuesto" que mañana seguiría siendo primer ministro.

"Si me quieren preguntar sobre qué estamos haciendo para ayudar a la gente con el costo de la vida, si preguntan sobre qué estamos haciendo para construir más fuentes de energía limpia, algo en lo que este comité se ha interesado, entonces estoy muy interesado en contarles, pero no voy a darles un comentario sobre eventos políticos y vamos a seguir con el gobierno del país", afirmó.

El mandatario también desestimó la posibilidad de convocar elecciones anticipadas y dijo que no ve razón para hacerlo antes de dos años.

"Un error"

La crisis que acecha a Johnson se inició por un escándalo sexual en el que se vio involucrado Chris Pincher, un parlamentario conservador cercano al premier.

Johnson nombró en febrero a Pincher como subjefe de la bancada del Partido Conservador.

Chris PincherPA Media

El pasado 30 de junio, el diario británico The Sun publicó una información según la cual el entonces subjefe de la bancada del Partido Conservador en el Parlamento, Chris Pincher, había manoseado a dos hombres en un club privado en Londres.

Luego surgieron otras acusaciones similares por actos supuestamente ocurridos en los últimos años.

Después de señalar reiteradamente que el primer ministro no sabía de ninguna acusación contra Pincher, el gobierno británico y el propio Johnson admitieron que sí había sido informado.

En una entrevista con la BBC el martes, Johnson dijo: "Hubo una queja que me hicieron llegar a mí específicamente? fue hace mucho tiempo y me la presentaron de forma oral. Pero eso no es excusa, yo debí haber actuado a partir de ella".

El primer ministro calificó como "un error" haber nombrado a Pincher, de quien dijo que se había comportado "muy, muy mal", por lo que pidió disculpas a las personas afectadas.

"Quiero dejar claro que no hay lugar en este gobierno para nadie que tiene comportamientos predatorios o que abusa de su posición de poder", apuntó.