Mundo

Brasil: segunda jornada de protestas de estudiantes contra Bolsonaro

Estudiantes y profesores ocuparon por segunda vez en el mes las calles de las principales ciudades de Brasil para defender la educación pública y clamar contra el bloqueo de casi un 30 % del gasto en las universidades.

Brasil: segunda jornada de protestas de estudiantes contra Bolsonaro

Decenas de miles de estudiantes y profesores se movilizaron el jueves en varias ciudades de Brasil. Tomó forma así una nueva jornada de protestas contra el bloqueo de fondos para las universidades federales decidido por el gobierno de Jair Bolsonaro.

Las manifestaciones, convocadas por la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE), con el apoyo de sindicatos, tuvieron lugar en al menos 100 ciudades de 22 de los 27 estados del país, entre ellas Sao Paulo, la mayor del país, Río de Janeiro, y Brasilia.

Las marchas en Sao Paulo y Rio de Janeiro lucían menos masivas que las del 15 de mayo, cuando según los organizadores mas de 1,5 millones se manifestaron en unas 200 ciudades. Las movilizaciones se produjeron en un clima de fuerte polarización política y social, después de los actos del domingo pasado de los partidarios del gobierno de ultraderecha.

El Ministerio de Educación advirtió este jueves en un comunicado que los profesores, alumnos e incluso los padres no estaban "autorizados a divulgar y estimular protestas durante el horario escolar" y alentó a la población a "denunciar" ante el Ministerio la "promoción de eventos de ese cuño".

Hace dos semanas 

La movilización de hace dos semanas fue convocada contra los planes del ministro de Educación, Abraham Weintraub, de bloquear recursos, incluyendo el 30% del presupuesto destinado a gastos generales de mantenimiento de las universidades federales.

Esas marchas se convirtieron en el primer movimiento social de envergadura enfrentado por Bolsonaro y no suavizaron sus críticas tras la decisión del gobierno de liberar algunos fondos para la educación.

Pese a que Bolsonaro bajó ligeramente el tono del enfrentamiento con los estudiantes -pasando de calificarlos de "idiotas útiles" el día de las protestas a "inocentes útiles"-, el ministro de Educación volvió a culpar el miércoles a los profesores de estar "coaccionando" a los alumnos para que acudan a las protestas, en un mensaje publicado en las redes sociales.

Reacción gubernamental

Luego de las primeras movilizaciones, que supusieron la primera gran protesta desde que Bolsonaro asumió el poder el pasado 1 de enero, el Gobierno aseguró que liberaría una partida complementaria para el Ministerio de Educación.

Sin embargo, mantuvo el anterior bloqueo, que alcanza los 5.800 millones de reales (unos 1.450 millones de dólares).

Aunque el Gobierno insiste en que el "bloqueo" es temporal, Carina Vitral, presidenta de la Unión de la Juventud Socialista (UJS), cree hay posibilidades de que sea definitivo, pues todo dependerá de las "expectativas de crecimiento" económico para este año y estas son "bajísimas". (1,23 %, según analistas del Banco Central de Brasil).

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Mundo