Mundo

Hidroavión del ejército ruso se estrella en Turquía: Los ocho tripulantes murieron

AFP
Por AFP
El grupo de rescatistas luchaba por apagar los incendios forestales en el país.

Un avión del ejército ruso que se estaba usando en la extinción de incendios se estrelló el sábado con ocho personas a bordo en el sur de Turquía, informaron las autoridades de ambos países.

"Nos informaron de que un hidroavión ruso que había despegado de (la ciudad turca de) Adana para participar en las labores de extinción de los incendios de Kahramanmarash tuvo un accidente", declaró el Ministerio turco de Defensa en un comunicado.

La misma autoridad señaló que los ocho pasajeros fallecieron producto del accidente.

Un avión de vigilancia aérea y un helicóptero turcos fueron desplegados en el lugar, agregó.

Lluvias torrenciales causan inundaciones y desprendimientos de tierra en Japón AFP
Lee También >

[FOTOS] Lluvias torrenciales causan inundaciones y desprendimientos de tierra en Japón

Los canales de televisión turcos transmitían imágenes que mostraban una columna de humo que se elevaba desde una zona montañosa. 

Según la agencia de prensa oficial Anadolu, un buen número de socorristas fueron enviados al lugar de la tragedia.

El aparato, un Beriev-200, había sido alquilado a Rusia por la Dirección general turca de Bosques, que lo estaba utilizando para combatir los intensos incendios que arrasaron el sur de Turquía estas últimas semanas.

Según las agencias rusas, ocho personas iban a bordo:cinco rusos y tres turcos.

Los medios turcos, por su parte, informaron que la tripulación se componía de siete personas, cinco de ellas, rusas.

El avión se estrelló por razones desconocidas cuando acababa de expulsar su carga de agua para apagar un fuego declarado en la región de Kahramanmarash, indicó la cadena pública turca TRT.

En las últimas semanas, Turquía ha tenido que hacer frente a múltiples catástrofes naturales: incendios en el sur e inundaciones súbitas en el norte.

Ocho personas perdieron la vida en los incendios, que devastaron la costa sur del país de finales de julio hasta principios de agosto.

Esta semana, las autoridades anunciaron que la mayoría de los focos habían sido controlados, pero en los últimos días se reportaron otros nuevos frentes en Kahramanmarash y en Çanakkale (oeste).

El gobierno turco se vio obligado a alquilar varios aparatos de lucha contra el fuego a Israel y Rusia. España también envió un hidroavión para ayudar.