Mundo

La ONU pide impuestos para los súper ricos con el fin de enfrentar las desigualdades

AFP
Por T13
"Ha habido un aumento de 5 billones de dólares en la riqueza de los más ricos del mundo en el último año", aseguró el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió a las naciones que instituyan un impuesto sobre el patrimonio para ayudar a reducir la desigualdad global exacerbada por la pandemia de COVID-19.

"Ha habido un aumento de 5 billones de dólares en la riqueza de los más ricos del mundo en el último año, incluso cuando los de abajo se volvieron cada vez más vulnerables", dijo Guterres en un foro económico y social de la ONU el lunes, según informó Bloomberg.

"Insto a los gobiernos a que consideren un impuesto a la solidaridad o al patrimonio para aquellos que se han beneficiado durante la pandemia, para reducir las desigualdades extremas", dijo. "Necesitamos un nuevo contrato social, basado en la solidaridad y las inversiones en educación, trabajos decentes y verdes, protección social y sistemas de salud. Esta es la base del desarrollo sostenible e inclusivo".

Dado que las consecuencias del COVID-19 hicieron que la deuda del gobierno aumentara y perjudicara principalmente a las personas más pobres, los impuestos sobre el patrimonio se están debatiendo desde California hasta el Reino Unido como una herramienta tanto para pagar la deuda como para abordar la desigualdad. La senadora estadounidense Elizabeth Warren, el premio Nobel Joseph Stiglitz y el economista Thomas Piketty se encuentran entre los proponentes.

En EE.UU., Warren, junto con los representantes Pramila Jayapal y Brendan Boyle, han propuesto un impuesto anual del 2% sobre los hogares y los fideicomisos valorados en entre 50 millones de dólares y mil millones de dólares, aunque es poco probable que la medida obtenga el apoyo necesario para aprobarse, particularmente en el Senado dividido en partes iguales.

Por otra parte, la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, describió la semana pasada el caso de una tasa impositiva corporativa mínima en las principales economías del mundo, un esfuerzo destinado a ayudar a pagar los planes de estímulo del presidente Joe Biden y, al mismo tiempo, evitar lo que Yellen describió como una "carrera hacia el fondo" internacional por países que compiten para atraer corporaciones con impuestos más bajos".