Nacional

Joven que cayó al Mapocho sobre carabinero acusado: “Quiero verlo, cara a cara. A ver qué me dice”

Agencia Uno
Por T13
Anthony Araya cumplió 18 años hace pocos días y comentó, por primera vez, los hechos ocurridos hace un año cuando cayó al lecho del río Mapocho.

“Lo que más quiero es estar en un juicio con él, cara a cara. Quiero verlo, a ver qué me dice”. Esas fueron las palabras de Anthony Araya, el joven que cayó al río Mapocho desde el Puente Pio Nono, luego del accionar del carabinero Sebastián Zamora, en octubre de 2020.

Araya cumplió 18 años hace pocos días y concedió su primera entrevista a El Desconcierto, donde recordó los hechos de aquel viernes 3 de octubre y se refirió al excarabinero Zamora, quien fue dado de baja y estuvo cinco meses en prisión preventiva y actualmente está con arresto domiciliario por el hecho.

“Es un asesino, él no debería seguir en la institución. Hay que disolver carabineros, por todo el daño que han hecho. Han matado a mucha gente, no deberían seguir”, dijo Araya.

Lee También >

"Lo maté, lo maté": revelan video grabado por cámara personal de Zamora en caso Pío Nono

“Lo que más quiero es estar en un juicio con él, cara a cara. Quiero verlo, a ver qué me dice. Si me dice algo yo voy a responderle. No faltándole el respeto, no me gusta faltarle el respeto a la gente, pero lo miraría fijamente y le diría ‘mira, aquí estoy, estoy vivo gracias a Dios. ¿Y tú? te cag... tu vida. Trataste de matarme y no pudiste”, añadió.

El joven que en ese momento tenía 16 años cayó al río Mapocho y fue auxiliado por otros manifestantes y rescatistas, y posteriormente llevado hasta la clínica donde comenzó su recuperación.

Sobre los momentos previos a los hechos y su rol aquel día en el sector de Plaza Italia, el joven rememoró lo que hacía.

“Nos comenzaron a tirar para el puente, yo agarré a mis amigas y las dejé al otro lado. Después me devuelvo a seguir combatiendo, como siempre, y comienzo a avanzar demasiado. No pescaba a nadie, no escuchaba a los demás que me estaban advirtiendo, estaba tan enceguecido con el palo que pensaba que no se iban a acercar, cuando de repente me doy vuelta, cinco segundos, y veo a un piquete atrás del guanaco que comienza a correr. Ahí pensé que, sí o sí, me iban a pillar. Y si me pillaban, me iban a masacrar. El que más se expuso ese día fui yo. Les di cualquier jugo, por eso creo que fue intencional, que me venían siguiendo”, relató al medio.

“Por eso arranqué. Me acuerdo que sentí primero que me agarraban de la espalda y después una especie de empujón y levantamiento. Y como él venía con tanto impulso, choqué contra la reja sin ni siquiera tener una oportunidad de afirmarme. Ahí se me borró todo, quedé inconsciente de una”, agregó.

Araya aseguró que actualmente sigue yendo a las protestas cuando hay, aunque reconoció que “tranquilo. “He andado, pero tranquilo. El jueves estuve de cumpleaños, cumplí 18, por eso me estoy cuidando. No estoy ni ahí con caer preso. Tengo compañeros de lucha que están adentro sin pruebas ni nada, por eso me estoy cuidando”, aseguró.