Negocios

DF | Diálogos China-EEUU en fase final: foco está en propiedad intelectual y ejecución de acuerdos

Washington también pide retener el poder de aplicar aranceles sin represalias de Beijing. Mercados de EEUU, Asia y Europa celebraron ayer los avances en las conversaciones.

Crédito: AFP
DF | Diálogos China-EEUU en fase final: foco está en propiedad intelectual y ejecución de acuerdos

Los inversionistas han tenido razones para estar alegres en los últimos días, ante una recuperación de las manufacturas en China y las negociaciones comerciales de ese país con Estados Unidos.

Pero el optimismo es frágil, y los ojos del mercado se enfocaban ayer en Washington, donde se desarrolla una nueva ronda de diálogos entre las dos mayores economías del planeta, para poner fin a una guerra comercial que este fin de semana cumplirá nueve meses.

A minutos de que el vicepremier chino, Liu He, se reuniera con el representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin -quienes la semana pasada estuvieron en Beijing para dialogar-, el diario británico Financial Times reportó avances significativos en las negociaciones.

“Estamos llegando a la fase final”, dijo a ese periódico el vicepresidente ejecutivo de Asuntos Internacionales de la Cámara de Comercio de EEUU, Myron Brilliant. Según él, “90% del acuerdo está listo, pero el 10% restante es el más difícil. Va a requerir concesiones en ambos lados”.

Los puntos pendientes de mayor controversia son dos: el establecimiento de normas para evitar lo que Washington considera robo de propiedad intelectual a firmas estadounidenses y la forma en que se medirá la ejecución de los acuerdos.

El principal asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo a periodistas que los equipos de ambos países están “logrando un buen avance (...) Pero no hemos llegado al punto que queremos y esperamos acercarnos esta semana”.

La ronda negociaciones se extenderá por lo menos hasta mañana y la expectativa es que cualquier acuerdo se anuncie en una nueva cumbre entre el presidente chino, Xi Jinping, y su par Donald Trump. Ello daría pie al retiro de gravámenes cruzados que afectan a US$ 250 mil millones en productos chinos y a más de US$ 60 mil millones en exportaciones estadounidenses.

Temas en pauta

La semana pasada, Beijing aseguró que hubo “nuevo progreso” en las conversaciones. El gigante asiático ya ha anunciado una serie de concesiones, entre ellas compras millonarias de bienes estadounidenses para ayudar a reducir el déficit comercial, que el año pasado anotó un récord de más de US$ 419 mil millones.

De acuerdo con fuentes consultadas por Bloomberg, esta semana los equipos negociadores se enfrascan en redactar línea por línea los términos de la nueva relación, antes de que el texto pueda ser presentado a Xi y Trump. Un punto particular que se mantiene abierto es qué sucederá con los aranceles ya impuestos, luego de que el jefe de la Casa Blanca asegurara que no retirará los gravámenes hasta que Beijing haya cumplido con todas las condiciones. Liu y su equipo piden eliminar todos los cobros de inmediato.

Pero EEUU también ha exigido establecer normas que le permitan medir el cumplimiento del acuerdo, como reuniones periódicas, además de retener el poder de aplicar aranceles sin represalias por parte de China. Hasta ahora, Beijing ha rechazado esos términos.

Además, Washington demanda medidas para evitar el robo de propiedad intelectual y establecer términos parejos de competencia para empresas estadounidenses que operan en China, criticando los subsidios que el gobierno del gigante asiático da a las firmas estatales.

Mercado ansioso

El optimismo bursátil ayer fue transversal. En Nueva York, las acciones llegaron a anotar sus máximos del año: el S&P 500 llegó a subir 0,6%; el Nasdaq 0,9% y el Dow Jones 0,3%. En Europa, El Stoxx 600 cerró con un alza de 1%, su cuarto día consecutivo de avances, mientras el MSCI Asia Pacific avanzó 0,8%.

“El comercio importa, porque podría impactar las ganancias de las empresas”, dijo a Bloomberg el director de Investigación de Mercados Globales en FTSE Russell, Alec Young. “Lo que los inversionistas buscan es un retiro de todos los aranceles existentes, además de un compromiso de no iniciar nuevos cobros en el futuro”.

Pero cualquier señal de quiebre de las conversaciones podría traer sombras a las bolsas. Esta semana, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, advirtió que la economía mundial está en una posición frágil y advirtió que podría empeorar si crecen los aranceles. Por su parte, la Organización Mundial del Comercio recortó sus proyecciones para el crecimiento del intercambio global a 2,6% este año, su menor ritmo en tres años.

Puntos de diálogo

Déficit Comercial

China ha ofrecido aumentar la compra de bienes de EEUU para bajar la brecha.
Propiedad intelectual

EEUU quiere medidas que protejan a sus empresas, además de exigir igualdad de condiciones frente a las firmas estatales chinas.

Retiro de aranceles

Beijing quiere eliminar todos los gravámenes cuando rija el nuevo acuerdo, pero Washington pide retener al menos una parte. Trump ha dicho que sólo los retirará cuando se haya cumplido lo pactado.

Ejecución

EEUU exige reuniones periódicas u otros mecanismos para garantizar el cumplimiento de lo pactado.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios