Tendencias

Mujeres Bacanas: Martina Barros de Orrego, intelectual feminista

Fue una de las primeras feministas chilenas y una destacada intelectual, que instaló conversaciones sobre la educación igualitaria, los derechos y deberes de las mujeres de la época. Ya a principios del siglo XX se refería públicamente sobre la importancia del voto femenino.

Crédito: Memoria Chilena
Martina Barros de Orrego

Martina Barros de Orrego  nació y creció en círculos sociales de privilegio en el Chile de la época; su padre murió cuando era pequeña y ella y sus dos hermanos fueron educados por su tío, el famoso historiador y pensador Diego Barros Arana. Tanto por la pasión de su tío por llenar de conocimiento a su sobrina, como la avidez de esta misma, católica y liberal, por instruirse, es que Martina se convirtió en una destacada intelectual.

Causó conmoción y conversación con uno de sus mayores legados; haber traducido, cuando tenía 22 años, El sometimiento de las mujeres, de John Stuart Mill, que generó amplio debate. Martina Barros luego se casó con Augusto Orrego Luco, y adoptó el nombre con que haría todas sus presentaciones públicas y firmaría sus escritos, incluyendo su autobiografía, Recuerdos de mi vida.

Se movía en los más importantes círculos intelectuales y sociales, y hasta ahí llevaba sus ansias de liberación femenina. En 1917, en el Club de señoras, dio un discurso sobre la importancia del voto femenino: “Se ha dicho, y se repite mucho, que no estamos preparadas para esto… Sin preparación alguna se nos entrega al matrimonio para ser madres, que es el más grande de nuestros deberes, y para eso ni la iglesia, ni la ley, ni los padres, ni el marido, nos exigen otra cosa que la voluntad de aceptarlo”.

Lectora empedernida, eran famosas las tertulias de intelectuales que organizaba en su propia casa. Fue también una de las primeras miembros de la Academia de Letras de la Universidad Católica. Mientras muchos de sus contemporáneos la aplaudían y admiraban, otros también vieron en ella un peligro a la estabilidad clásica del hogar. Sin importarle, Martina Barros de Orrego, quien murió de 94 años, durante toda su vida se dedicó a incluir en las esferas más poderosas de Chile, la discusión sobre el rol de la mujer en la sociedad.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias