Tendencias

Tres consejos prácticos para acostumbrar a tu gato al transportín

Es importante entregarle a tu mascota algunos elementos que permitan reducir el margen de estrés. Recuerda, nunca lleves a tu gato suelto, mucho menos en un auto.

Los gatos habitualmente suelen esconder sus enfermedades, por esta razón, es sumamente importante estar haciendo control preventivo a los felinos. En esta salida, o bien, cuando quieras trasladar a tu gatito de un lado a otro, es necesario tomar algunas consideraciones para reducir el estrés. 

En primer lugar debes considerar el lugar donde lo cargarás. Según lo que publica en su blog Royal Canin, es importante elegir una trasportadora rígida, "que se abra por arriba y delante" y que permita al veterinario examinarlo cuando tu mascota esté nerviosa.
Si tu gato no quiere ingresar al transportín,  con mucho cuidado envuélvelo en una toalla que tenga su olor y deja ésta al interior de la caja. 

Otro consejo práctico, y que tiene que ver con la preparación del viaje, es poner en tu casa la transportadora para que tu mascota la considere parte del mobiliario y sea familiar para él. 

Durante el trayecto, es importante señalar que tu gatito se puede marear, por ende, como tercera recomendación se sugiere llevar alguna manta de recambio, siempre considerando que para hacer más cómoda la estadia de tu mascota en su transportín.

Recuerda, nunca lleves a tu gato suelto, mucho menos en un auto. 

ETIQUETAS DE ESTA NOTA