Cinco interrogantes sobre la crisis que afecta a la Universidad Arcis

(Foto: Agencia Uno) ¿Cuál es la realidad financiera de la institución y qué responsabilidad tiene el PC? ¿Cuáles son los temores de los alumnos? Son algunas de las preguntas que ha dejado la crisis que afecta a la universidad.

Cinco interrogantes sobre la crisis que afecta a la Universidad Arcis
Por Carolina Mascareño

 

El 1 de mayo, en el marco la marcha del Día del Trabajador, un grupo de funcionarios de la Universidad Arcis aprovechó la oportunidad para visibilizar los problemas al interior de la casa de estudios.
El sindicato número 1 reclamó por los sueldos impagos y también por las cotizaciones de los trabajadores que se mantienen sin imponer. A dichos se reclamos, se sumaron los estudiantes de la institución, quienes adhirieron a la marcha estudiantil del día 19 de mayo y protagonizaron una toma en el Ministerio de Educación.
 
El conflicto, que ha escalado durante este mes, mostró una arista política, luego de que un grupo de funcionarios reclamó lanzando huevos al frontis del Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL), think tank del Partido Comunista, ente que dejó parte de la propiedad de la universidad a fines de 2013 y a quien funcionarios y estudiantes han acusado de los problemas económicos actuales de la universidad.
Un grupo de parlamentarios de oposición, incluso, ha solicitado una sesión especial de la Comisión de Educación, para analizar la situación de la casa de estudios.
 

1. ¿Cuál es la realidad financiera de la universidad?

"Si por estos días alguien les dice que esta universidad es inviable, ustedes no le crean. ARCIS no sólo tiene viabilidad y vigencia, sino también energías, fortalezas y potencialidades inscritas en su historia, en su identidad y en su misión, que me permiten asegurarles sin temor a exagerar que, unidos en torno a un proyecto de universidad democráticamente concebido, gobernado y gestionado, somos invencibles. Sean entonces mis primeras palabras, una invitación, más bien una incitación, al proceso de acreditación institucional y de democratización profunda e integral de esta Casa de Estudios, simplemente porque llegó el momento y no tenemos un minuto que perder".

De esta manera, el rector René Leal, llamó el 23 de abril a la calma a la comunidad universitaria en la inauguración del año académico. Añadió que "no vamos a mentirles: la situación financiera de la Universidad es compleja, pero superable, en la medida en que todos hagamos la pega".

A mediados de mayo, el propio Leal a través de un mensaje señaló que "es falso que esta universidad esté al borde de la quiebra o tenga déficit estructural. Lo que en verdad ocurre es un transitorio déficit de flujo de caja".

Según Leal, dicho déficit tuvo tres causas: una falla en la distribución del Crédito con Aval del Estado (CAE) y una falla en los créditos para prevenir brechas entre ingresos y gastos, créditos que se gestionaban desde 2010 a través de la vicerrectoría de Gestión y Finanzas, pero que en 2014 comenzaron recién en abril. La última causa que a juicio del rector de la U. Arcis provocó la situación financiera es "un boicot contra esta universidad, que se ha traducido en cartas plagadas de falsedades a la Comisión Nacional de Acreditación, al Ministerio de Educación, a los ejecutivos de los bancos que trabajan con Arcis y a los medios de comunicación".

El propio directorio de la institución, también a través de un comunicado público, planteó que "es innegable que la estabilidad financiera de una universidad como la nuestra se torna precaria al depender exclusivamente de los aranceles vía matrícula: de ahí la necesidad de diversificar sus fuentes de financiamiento, así como de reestructurar y reorganizar la estructura de gestión y gobierno universitario", aunque aclara que "el equilibrio económico de la universidad es modesto, pero ello no es indicativo de un déficit estructural".

Según lo indica la misma información, la corporación y el directorio de la universidad, optaron por "efectuar un tránsito hacia lo público, que junto con demandar el apoyo del Estado, creará las condiciones para una gestión y gobernabilidad interna democrática, eficiente y transparente".

La misma idea planteó Leal a mediados de mayo "en la actualidad tenemos $ 2.400 millones en CAE (crédito con aval del Estado), aproximadamente una tercera parte del presupuesto de 2014 ascendente a 7 mil 500 millones de pesos (...) incluso en el balance de 2013 tenemos un excedente de 150 millones de pesos, que no es importante ni permite hablar de lucro, pero es una cifra en azul. Por tanto, no hay justificación alguna para hablar de quiebra o déficit estructural". 
 

2. ¿Por qué académicos y funcionarios fueron a paro?

La crisis financiera provocó retrasos en el pago de sueldos de académicos y funcionarios y también de sus cotizaciones previsionales, quienes han mantenido un paro por más de 20 días.
Desde la casa de estudios, se comunicó que el martes 3 de junio se realizará el pago de los meses de abril y mayo y que a los profesores que trabajan a honorarios se les completará su sueldo, luego de que hace una semana se les realizara un depósito por 100 mil pesos. La información también estipula que se enterarán las retenciones de impuestos a los honorarios de 2013 y también las imposiciones.
 
"Estos recursos provienen del Crédito con aval del Estado (CAE) y por tanto son propios de la universidad y no conllevan endeudamiento para nuestra institución" señaló la dirección de la universidad.

3. ¿Cuál es el rol del PC en la crisis de la U. Arcis?

En un mensaje enviado a fines de mayo por el directorio de la universidad, el ente plantea que "la universidad enfrenta un escenario difícil. La salida pública del Instituto Alejandro Lipschutz (ICAL) de la universidad y correspondientemente de sus representantes en la Corporación y el directorio, tuvo efectos completos para la gestión de la rectoría y del actual directorio (...) esto creó condiciones para que se autonomizara la gestión económica de la académica, en particular de la vice rectoría de la primera, privilegiando el endudamiento en el largo plazo, y causando crisis en la gestión administrativa financiera".
 
El mensaje se refiere al retiro que a fines de 2013 realizó el Partido Comunista de Chile de la propiedad de la universidad, el que ejercía a través del ICAL desde el año 2004 y que controló desde 2012.
Un artículo publicado en The Clinic sobre la salida del Partido Comunista de la Universidad Arcis, plantea dudas respecto del retiro de dinero que habría realizado el PC tras su salida de la propiedad de la Universidad. 
"Según explica un documento del Consejo de Delegados, que representa a los estudiantes de la Universidad Arcis, la realidad es que el PC se habría llevado además $ 1.200 millones por concepto de arriendo y dejó la universidad pagando renta con la promesa de tenera de regreso", dice The Clinic.
En la misma nota, se estipula también que los pasivos de la universidad de 2012 y 2013 fueron aproximadamente de $ 4.500 millones, "pese a la venta de los inmuebles de calle Huérfanos en 2011 y Libertad en 2013, lo cual sólo deja dudas sobre la explicación del Partido Comunista".
 
Desde el PC y el ICAL las explicaciones han sido escasas, aunque han salido al paso, asegurando que los problemas financieros de la institución no son responsabilidad de la colectividad. El diputado y secretario general del PC, Lautaro Carmona dijo a Radio Bío Bío que "la presencia que se haya tenido por parte de militantes del PC, académicos, etc, fue en beneficio absolutamente demostrable de la propia Universidad Arcis".
 

4. ¿Qué pasará con la acreditación de la universidad? 

Actualmente la Universidad Arcis se encuentra en proceso de acreditación, estatus que conserva hasta el 14 de noviembre. En efecto, el 29 de mayo la institución entregó a la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) el informe de autoevaluación.
 
La CNA fijó para el 28 de agosto la visita de pares y el acuerdo para el 29 de noviembre.
Este año, además, la universidad debe acreditar por ley, las carreras de pedagogía y también espera la acreditación de carreras de ciencias sociales y arte "en la medida en que desarrollen sus procesos de autoevaluación".
 
En caso de que la institución no sea acreditada por la CNE, sus alumnos no podrían hacer uso de beneficios estatales de financiamiento, caso similar a lo que ya sucede con los estudiantes de la Universidad Gabriela Mistral.

5. ¿Cuál es el principal temor de los alumnos?

Una de las principales preocupaciones de los alumnos es que la crisis de la Universidad Arcis derive en un caso similar a la de la Universidad del Mar y han exigido que tanto las autoridades universitarias, como desde el Ministerio de Educación se pronuncien respecto de su situación.
 
"Las instituciones privadas justamente se va a la quiebra y a crisis y dejan a los estudiantes botados como por ejemplo, a los estudiantes de la U. del Mar a los cuales se les prometieron becas y créditos las cuales no han llegado, más del 80% de esos estudiantes todavía están dando bote". dijeron los estudiantes el día en que protagonizaron la toma del Mineduc a mediados de mayo.
 
"Eso es lo que no queremos dentro de la universidad Arcis, más estudiantes endeudados, más estudiantes sin institución donde puedan estudiar y más estudiantes que después queden en la calle sin donde poder ser acogidos por parte del Estado”, manifestó el rector de la institución, René Leal.

Lo más visto en T13