Casen 2013: Cómo varió la línea de la pobreza y qué es la “pobreza multidimensional”

Encuesta incluyó cambios sustanciales a los métodos de medición de la pobreza en el país y obtuvo resultados diferentes a los de aplicaciones anteriores. Sin embargo, las tendencias son similares.

Crédito: A. UNO
Casen 2013: Cómo varió la línea de la pobreza y qué es la “pobreza multidimensional”

Tras la publicación de los resultados de la Encuesta Casen 2013 el pasado 24 de enero, mucho se ha hablado sobre la tardanza en la entrega de los informes por parte del Gobierno y las responsabilidades en un exitoso proceso de disminución de la pobreza en Chile que se ha mantenido constante desde 1990.

Sin embargo, poco se ha ahondado en los cambios metodológicos que vinieron aparejados a esta última entrega de resultados y en T13.cl hemos querido repasarlos para entender mejor la última Casen.

Los principales cambios aplicados a la medición tienen que ver con la forma de analizar las cifras y elaborar los índices a partir de los resultados. Entre otros cambios, se actualizaron las líneas de pobreza y pobreza extrema –que permanecían inalteradas desde 1987– a partir de un reajuste de la canasta básica. Además, se incorporó la utilización de escalas de equivalencia, con lo cual se dejó de tener una sola línea de pobreza, para pasar a una serie de líneas de pobreza en función del número de miembros del hogar.

Así la línea de pobreza extrema fluctúa ahora entre $91.274 para los hogares unipersonales y $457.455 para los hogares de diez personas, mientras que la línea de la pobreza oscila entre $136.911 y $686.182.

También, en otros cambios incluidos en los nuevos resultados, se dejó de practicar el ajuste de las variables de ingreso a las estimaciones del Sistema de Cuentas Nacionales, se amplió la imputación por concepto de arriendo imputado y, como gran innovación, se incluyó una nueva medición de la pobreza, también de tipo objetiva y absoluta, llamada “pobreza multidimensional”, que se explica más abajo.

En los siguientes gráficos se pueden apreciar las diferencias que presenta la pobreza en Chile desde 2006 a 2013, según cada una de las metodologías. Aunque la nueva metodología parece ser más representativa de la realidad nacional y muestra, en los números, un nivel de pobreza superior al del antiguo método, lo cierto es que en ambos casos la tendencia es similar y a la baja, disminuyendo 3,1 puntos porcentuales según la antigua y 7,8 según la nueva entre 2011 y 2013.

¿Qué significa “pobreza multidimensional” y cómo se mide?

Hasta la última versión de la Encuesta Casen (la aplicada en 2011), la pobreza era medida únicamente mediante el ingreso de hogares y personas, de acuerdo a límites absolutos establecidos en función de la capacidad para satisfacer las necesidades alimentarias (fijadas a partir del precio de la canasta básica). De esta manera se consideraba en condición de pobreza a todo aquel que presentara ingresos iguales o inferiores a $66.084 y en extrema pobreza  a quienes no superaran los $39.725.

Aunque en la nueva metodología los montos se reacomodaron a $91.274 para extrema pobreza y $136.911 para pobreza –lo que, según la Ministra Villegas, “es más representativo de nuestra sociedad”– el nuevo método también incorporó un segundo tipo de medición bajo el concepto de “pobreza multidimensional”, el cual busca medir la pobreza con la complejidad que amerita el fenómeno, incorporando las dimensiones de educación, salud, trabajo y vivienda a su cálculo.

Esta nueva metodología mide las cuatro dimensiones antes mencionadas mediante tres indicadores dentro de cada una, los cuales están ponderados en 8,33% cada uno, sumando en total el 100% de la medición (25% cada dimensión). “Educación” está compuesta por asistencia, rezago escolar y nivel de escolaridad; “Salud” por malnutrición en niños(as), adscripción al sistema de salud y atención; “Trabajo y seguridad social” por ocupación, seguridad social, jubilaciones; y, finalmente, “Vivienda” por hacinamiento, estado de la vivienda y servicios básicos.

De acuerdo a lo anterior, un hogar se considera en situación de pobreza multidimensional si es que presenta carencias en el 25% o más de los indicadores antes mencionados, lo que equivale a una dimensión completa o a tres indicadores. Esta nueva metodología fue aplicada a su vez a las mediciones anteriores y también se puede observar una disminución de la pobreza en este sentido, como se muestra en el siguiente gráfico.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13