Sebastián Piñera condena el aborto y defiende el sistema de AFP en conferencia en Madrid

En el marco de su visita a España el ex Mandatario insistió en su postura contraria a despenalizar la interrupción del embarazo, recomendó el mecanismo de las Administradoras de Fondos de Pensiones y defendió el proyecto que busca regular las uniones civiles.

Sebastián Piñera condena el aborto y defiende el sistema de AFP en conferencia en Madrid
 
Por Carolina Mascareño O, desde Madrid

“Cuando me toca esta discusión en Chile, siempre digo que prefiero ser diestro que siniestro, prefiero ser derecho, que en Chile significa una persona derecha, recta, son sinónimos. Pero ahí estoy haciendo abuso del lenguaje”, bromeó el ex mandatario, en medio de su exposición sobre liderazgo realizada ayer en Madrid, al ser consultado por el futuro de la derecha y la izquierda en la política.

En este contexto, además de los asuntos políticos, detalló a los presentes que, en el escenario global, “también está la discusión de temas morales, como el del aborto, como el de la eutanasia. Yo creo que por ahí van a venir las discusiones principales y, naturalmente, que hay un tema que tiene ver con la responsabilidad con que se administra el Estado”.

“Porque si uno analiza, hay una tendencia de los gobiernos de izquierda, a quebrar los equilibrios macroeconómicos, porque no tienen gran aprecio o no tenían gran aprecio por ellos y los gobierno de derecha tienen que reconstruirlos”, agregó.

Si bien el principal asunto que ha abordado el ex Presidente Sebastián Piñera en su despliegue por España, en estos últimos días han sido las reformas políticas, el ex gobernante chileno también ha manifestado sus definciones en temas valóricos cruciales, describiendo a quienes asisten a sus encuentros el carácter del debate que estos asuntos tienen hoy en el país. Otro aspecto en el que el ex mandatario se explayó es sobre el sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), sobre las que defendió el mecanismo previsional chileno.


“SIEMPRE HEMOS ESTADO A FAVOR DE LA VIDA, LO QUE SIGNIFICA ESTAR CONTRA EL ABORTO”


El ex Presidente recalcó - en la línea de lo que ha sido su postura  y dijo que “también en Chile hay una discusión, hoy día, del derecho al aborto. Y nosotros hemos defendido el derecho a la vida, y por lo tanto, creemos que si bien se contrastan dos derechos - el derecho de la madre a elegir, qué es lo que hace con su cuerpo, y al mismo tiempo, el derecho del niño que está por nacer, que tiene el derecho a poder vivir”.

El ex mandatario agregó además que "por tanto, nosotros, dentro del debate que hay en Chile, hemos estado siempre a favor de la vida, lo cual significa estar en contra del aborto, y naturalmente hay situaciones límites y extremas, por ejemplo: ¿qué pasa cuando la vida de la madre está en peligro?" "Por supuesto que cuando eso ocurre, a mí me parece perfectamente legítimo y legal - y así ocurre en Chile- que se tomen todas las terapias y los procedimientos para salvar la vida de la madre, aun cuando ello pueda terminar con la muerte de la vida del hijo, porque el objetivo es salvar la vida de la madre y el producto no deseado es la muerte del hijo" dijo Piñera.

“En cambio, en el aborto, es justamente al revés”, sentenció el ex Presidente.


AVP: “CUANDO UNO ES PRESIDENTE TIENE QUE ATENDER A LAS NECESIDADES QUE LA SOCIEDAD ESTÁ PRESENTANDO”


En su exposición el ex mandatario también abordó el proyecto del Acuerdo de Vida en Pareja y dijo que “hay dos millones de personas que viven en pareja, sin estar casados, y que hoy la legislación chilena no reconoce esa realidad, y por tanto pueden vivir 40 años juntos, pero no tienen ningún reconocimiento en materia de herencia, seguros de salud, previsión, de ninguna naturaleza”.

Piñera recordó que fue en su gobierno donde se inició la discusión del tema: "presentamos un proyecto de ley que reconoce, bajo ciertas circunstancias, esos derechos: el derecho a herencia, a compartir planes de salud, pensiones, porque era una realidad que afectaba a dos millones de chilenos".

"Personalmente - y esa es la discusión que se está viendo en Chile, yo sé que la tuvieron en España tiempo atrás- no soy partidario de lo que se denomina el matrimonio homosexual. Por su naturaleza, el matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer, pero eso no significa que no se deba reconocer que hay otras parejas, muchas de ellas heterosexuales u homosexuales, que conviven sin estar casados, y por tanto, nosotros proveímos un marco legal que resolviera problemas concretos y que al mismo tiempo, le diera un cierto nivel de dignidad a esa relación, que es una relación sentimental y no es, como proponían muchos en Chile, que se resolviera a través del código civil, a través de contratos o sociedades" sostuvo el ex Mandatario.

Piñera aclaró que "eso nosotros lo hicimos en Chile, el proyecto de ley aún no termina su tramitación en el Congreso y pienso que era una decisión adecuada, porque más allá de lo que uno pueda pensar como valores propios, cuando uno actúa como Presidente también tiene que atender a las necesidades que la sociedad está presentando".


AFP: “SERÍA UN TREMENDO ERROR VOLVER AL SISTEMA DE REPARTO”


Piñera, al mismo tiempo, ahondó en los temas del debate “ideológico” y otros de los aspectos que contempló fue el debate por las AFP.

“Eso está hoy en día en Chile en discusión total y hay muchas voces que quieren - y esto fue parte de la campaña- volver al sistema antiguo de reparto” y que con la baja en la tasa de natalidad y aumento de expectativas de vida “con el mismo ahorro, ahora hay que financiar una pensión que es tres veces mayor”. Ante eso, aseveró que “una de las cosas que están en la discusión ideológica en Chile es si mantenemos el sistema de capitalización - que ha sido exportado a muchas partes del mundo-, yo creo que es totalmente exportable a un país como España, si se dan las condiciones políticas- porque en esto es difícil tener una discusión seria, racional. Vean ustedes lo que pasó en Francia”.

Según acotó, volver al sistema de reparto “sería un tremendo error, porque basta ver lo que está pasando en todos los países del mundo que tienen el sistema de reparto, para darse cuenta que ese sistema inevitablemente, quiebra y por tanto, promete algo que, inevitablemente, no puede cumplir”. Explicó que “Chile hizo una gran reforma al sistema de pensiones en la década de los ‘80, porque nos dimos cuenta que el sistema de reparto, -en que todos contribuyen, y con esa plata se pagan las pensiones cuando hay muy pocos jubilados y mucha gente trabajando- suena muy bien, pero a poco andar - así pasó en Chile- comenzaron a surgir los regímenes especiales”

“Empezó a generarse un sistema en que había todo tipo de tratos privilegiados. Además, cuando uno proyectaba el crecimiento de la población y de los jubilados, se daba cuenta que ese sistema conducía a una quiebra, como ha ocurrido y está ocurriendo en todos los países que tienen sistema de reparto" dijo Piñera.

Luego, el ex presidente explicó el cambio al sistema de AFP y señaló que "Chile hizo la reforma en los ‘80 y dijo: ‘vamos a hacerlo de otras manera. Vamos a establecer un sistema de capitalización individual. Se crearon las Administradoras de Fondos de Pensiones y cada persona decide en qué AFP deposita el 10% de su renta, eso va a una cuenta de rentabilización individual, que tiene utilidades y que el dueño sigue siendo el trabajador y puede ver todos los meses dónde está invertido su dinero y cómo va creciendo".

En esa línea, Piñera acotó que el Estado consideró a las personas que no logran pensiones y a aquellas que requieren de un complemento, a través de la implementación de los programas de “Pilar Solidario”. “El Estado asume en ese sistema de capitalización individual una responsabilidad que es doble: garantizarles a todos una pensión básica, y por tanto si el ahorro que una persona acumuló en su vida no permite financiar esa pensión básica, el Estado complementa el ahorro una vez, para asegurar esa pensión básica. Eso es lo que se llama el Pilar Solidario del sistema previsional en Chile”.

El ex presidente agregó que “hay un segundo mecanismo para aquellas personas que, con sus ahorros, logran pensiones por sobre el mínimo, pero debajo de lo aspirado, el Estado contribuye a complementar ese ahorro para mejorar esa pensión”.

“En el fondo, está ayudando a los más pobres a que tengan acceso a una pensión mínima, básica, independiente si ahorraron o no, y a los que el ahorro no les permite una pensión adecuada, el Estado complementa ese ahorro hasta un cierto límite. De ahí para arriba, cada uno se pensiona con lo que logró ahorrar durante su vida”, dijo Piñera.

Finalmente, argumentó que “es un sistema en que el Estado interviene, con estos dos pilares solidarios, pero deja que en esencia cada uno decida dónde pone sus ahorros previsionales y que se sea un sistema de capitalización individual”.

Lo más visto en T13