Annabelle no es la única: las 10 películas "malditas" de la historia

Varias cintas se transformaron en verdaderas leyendas gracias potentes historias detrás o posterior a sus exhibiciones

Annabelle no es la única: las 10 películas malditas de la historia

Tanto el productor como el director de Annabelle señalaron que durante el rodaje de la cinta ocurrieron hechos paranormales.

Así, la exitosa película de terror se suma a una amplia cantidad de cintas "malditas" que han sufrido o historias espeluznantes o sucesos fatales que han convertido a estas obras en verdaderas obras mitológicas.

Poltergeist

Con la fama de ser el filme maldito por excelencia. A lo largo de toda su trilogía fallecieron cuatro personas: Dominique Dunne, hemana mayor de la protagonista asesinada en 1982, Julian Beck murió en el rodaje de la parte dos, el médico indio interpretado por Will Sampson falleció al poco tiempo del estreno de "Poltergeist II", y Heather O'Rourke murió a los 12 años tras filmar la tercera parte. Las teorías son tan descabelladas que algunos que dicen que el hecho de haber grabado con tumbas reales en el set de producción terminó generando esta maldición.

El Exorcista

Calificada como la película más aterradora de la historia del cine, también cuenta con un historial parecido al de Poltergeist. Coincidentemente, el equipo artístico y técnico de la cinta se vio afectado por una seguidilla de fallecimientos. Nueve personas murieron tras la filmación. Los actores Jack MacGowran y Vasiliki Maliaros se encuentran en esa lista.

Por otra parte, el rodaje estuvo lleno de accidentes, como cuando los decorados se incendiaron o el mito de que los teléfonos se levantaban sin explicación razonable. Toda esta paranoia hizo que el director William Friedkin le pidiera a un sacerdote hacer un exorcismo real para que reinara la paz.

Superman

Lo de este filme de 1978 venía precedido por la muerte de George Reeves, protagonista de la serie de televisión de los años 50' quien fue encontrado muerto de un disparo. Luego el traje del superhéroe se lo pondría Christopher Reeve, quien sufrió un accidente tras caerse de un caballo, quedó postrado en una silla de ruedas y parapléjico. Falleció en el 2004.

La Profecía

Varias son las "maldiciones" que azotaron a esta película de 1976. En primer lugar tenemos el caso de los rayos. Tanto Gregory Peck (protagonista) como el guionista David Seltzer vieron como aviones donde viajaban fueron impactados por un rayo. Para su fortuna, el hecho no pasó a mayores.

Como en la cinta los actores interactuaban con animales ocurrieron varios accidentes como el rottwailer atacando a su amo, o el león que mató a su adiestrador. A esto se sumó cuando uno de los productores se salvó cuando una bomba instalada por el IRA explotó en su habitación del hotel. No estaba en ese lugar. John Richardson, encargado de los efectos especiales, sufrió la muerte de su colaboradora quien fue decapitada en un accidente automovilístico, algo que pasó en La Profecía.

El Cuervo

 

Brando Lee, hijo de Bruce Lee, falleció luego de recibir un disparo en plena filmación de esta cinta. La pistola que se usó debía estar cargada con una bala de salva, sin embargo, esta contenía una bala de verdad, causando la muerte del actor. Las causas nunca se aclararon y la película se grabó de igual manera, reemplazando al interpreté por un doble.

El bebé de Rosemary

La leyenda dice que esta historia de Roman Polanski eligió una mala locación. El edificio Dakota de Nueva York era apuntado como un lugar donde habitaba la muerte. Un año después de su estreno, Krzystof Komeda, compositor de la banda sonara murió por un coagulo cerebral.

Tras esto vino el asesinato de la esposa del director y de John Lennon un 8 de diciembre de 1980. ¿Dónde? En el edificio de Dakota.

Juego con la muerte

Al igual que su hijo, Bruce Lee tuvo un extraño deceso. Mientras grababa la película se acostó sobre una cama y nunca despertó. Se dice que una amiga le dio un analgésico porque le dolia la cabeza, atribuyendo una posible aneurisma o una reacción alérgica. Tras su fallecimiento, esta cinta fue arreglada en 1978 con Gig Young en el reparto. Meses después este actor mató a su esposa y luego se suicidó.

El conquistador de Mongolia

Una verdadera tragedia se vivió con esta película de 1956. De las 220 personas que trabajaron en ella, 91 contrajeron cáncer a principios de los años 80', muriendo 46. Lo más impactante para la opinión pública, fue que entre ellos se encontraban el actor protagónico John Wayne y los acotres Pedro Armendáriz, Susan Hayward, Agnes Morread y Thomas Gómez, además del director Dick Powell.

La dimensión desconocida

Esta cinta basada en la serie de televisión constaba originalmente de tres historias, sin embargo, su director John Landis quiso añadir una cuarta que traería consecuencias impensadas. Vic Morrow debía grabar una escena con dos niños cuando un helicóptero fue impactado por una explosión de pirotecnica. Morrow y uno de los niños fueron decapitado por una de las hélica del helicóptero, mientras el otro murió aplastado.

Rebelde sin causa

Tres de sus protagonistas principales fallecieron antes de cumplir los 40 años. Bajo esta premisa, este filme también ha sido catalogado de maldito por la tragedioa que significó la muerte de estos actores talentosos. James Dean no pudo ver el estreno de la cinta tras morir en un accidente de auto. Natalie Woos falleció ahogada mientras el debate sigue sobre si fue un suicidio o asesinato. Sal Mineo, por su parte, murió apuñalado por un ladrón a la salida de su apartamento. Por último, Mick Adams, actor secundario, falleció a los 37 años por una sobredosis.

Lo más visto en T13