Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1: Las grandes diferencias entre el libro y la película

Menos de una semana en cartelera lleva la tercera parte de la saga de “Los Juegos del Hambre”, la que se ha convertido en una de las más taquilleras de los últimos años.

Crédito: AP
Juegos del Hambre Sinsajo

Más de 285 millones de dólares ha recaudado “Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1”, el comienzo del fin de la franquicia que consolidó la carrera de la actriz Jennifer Lawrence y que se transformó en un éxito planetario.

Aunque ha recibido más críticas que las primeras dos cintas, la tercera parte de la saga – que lleva menos de una semana en cartelera- ha logrado replicar el buen rendimiento de sus antecesoras en prácticamente todo el mundo.

El director Francis Lawrence se tomó varias licencias creativas al momento de llevar la historia de Suzanne Collins a la pantalla grande. Y en T13.cl te contamos las 10 grandes diferencias entre el libro y el filme.

(En el caso de que no hayas visto la cinta y no quieras saber aspectos importantes respecto a lo que ocurre, te recomendamos no seguir leyendo)

El aporte de Finnick es menor

A diferencia del libro, donde destaca por su amistad con Katniss (Jennifer Lawrence), el personaje que interpreta Sam Clafin tiene menos importancia en este filme, donde la pérdida de su pareja hace que luzca distante y sus escenas sean menos de las que podrían ser.

Katniss visita el Distrito 12 después

El comienzo de la novela está marcado por la visita del rol de Lawrence al distrito donde vivía, el cual fue destruido por las fuerzas del Capitolio. Sin embargo, en la cinta, este recorrido ocurre tiempo después del comienzo, luego de la sugerencia de Plutarch (Philp Seymour Hoffman).

Effie y su presencia en el Distrito 13

En el libro, el equipo que preparó a Katniss en el Capitolio era el que fue secuestrado por habitantes del Distrito 13 para arreglar a la protagonista. Sin embargo, acá es Effie (Elizabeth Banks), quien fue llevada para ayudar a la joven y que, finalmente, decide asistir de manera voluntaria a la heroína.

La rebelión se muestra

Los enfrentamientos entre rebeldes y las fuerzas del Capitolio se muestran en esta cinta, con lo cual se diferencia de lo relato en el libro, que plasman lo que sucede en Panem netamente desde la visión de Katniss.

Gale cuenta qué pasó en el Distrito 12 por TV

Aunque el personaje de Liam Hemsworth siempre fue clave en la rebelión, según el libro, la película le otorga la oportunidad de entregar los detalles sobre el momento en que fue destruida la zona en que vivía. Además, se suman otras informaciones que no aparecían en la novela.

La misión de rescate se muestra

Otro de los aspectos que también es diferente con respecto al libro “Sinsajo” es que se muestra el operativo completo que busca rescatar a Johanna (Jena Malone), Peeta (Josh Hutcherson) y Annie (Stef Dawson). También se ven las habitaciones donde estos últimos eran torturados.

Beete tiene mucha participación

Aunque en la novela de Suzanne Collins también está vivo y en el Distrito 13, el experto en tecnología que da vida el actor Jeffrey Wright tiene mucha mayor presencia en la adaptación cinematográfica, convirtiéndose en uno de los personajes secundarios con más apariciones.

Las demandas de Katniss son diferentes

En el libro, el personaje que interpreta Jennifer Lawrence comienza pidiendo menos cosas para convertirse en el símbolo de la rebelión (Primero, que su familia pueda quedarse con el gato; y segundo, rescatar a los ganadores de los Juegos que sobrevivieron y poder matar al presidente Snow).

Sin embargo, en la película, Katniss solicita todo de inmediato. A esto se suma que pide por el rescate de Johanna, Peeta y Annie, sin incluir a Enobaria.

Nadie trata a la protagonista como soldado

Al comienzo de la novela, Katniss es llamada soldado Katniss Everdeen y se profundiza su entrenamiento en esa área. En la cinta, no se le llama así y su adiestramiento queda de lado. No obstante, se espera que sea mostrado en la segunda película.

Los tatuajes no tienen importancia

A diferencia del libro, donde los tatuajes son considerados como un recordatorio para los habitantes del Distrito 13 sobre lo que debían hacer diariamente, los dibujos sobre la piel de los personajes pierden toda relevancia en el filme.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13