Negocios

Cueto (Latam): "Ojalá Qatar sea un aporte y esta sea una entrada de largo plazo, no una pasada"

El gerente general de Latam Airlines analizó las implicancias del ingreso de Qatar a la propiedad. Señala que Costa Verde (sociedad de inversiones de la familia Cueto) deberá ver cuál es la mejor fórmula para mantener el control. Y que todavía tardarán en recuperar el investment grade.

Cueto (Latam): Ojalá Qatar sea un aporte y esta sea una entrada de largo plazo, no una pasada
Por Sandra Burgos

A las 5:30 de la mañana la Superintendencia de Valores y Seguros informaba de un hecho esencial que marcaría el curso de la jornada bursátil. Latam Airlines describía en detalle un acuerdo con Qatar Airways, la segunda mejor aerolínea del mundo, según el último ranking publicado precisamente hoy.

El ingreso de la firma de propiedad del Estado Catarí, se realizará el cuarto trimestre de este año, mediante un aumento de capital que inyectará US$ 600 millones a las arcas de Latam.

Ignacio Cueto, el gerente general de Latam, plantea que la compañía, así como la familia controladora se siente conforme con el nuevo socio. Señala que pudo haber sido British, American, “hay otros grupos que han manifestado interés, pero Qatar es alguien distinto que llegó y dijo que le interesaba apostar a lo que estábamos haciendo. No sé si otra compañía hubiera aceptado que esto hubiera sido un acuerdo sin exigir un pacto comercial o un amarre. Esto es muy abierto”.

Asegura que la participación de uno de ellos en el directorio, “no es una gran participación”, pero que sin duda va a ayudar a buscar estos acuerdos y oportunidades de negocios conjuntas.

El papel que jugará Qatar Airways

-Ellos van a tener un director, pero no van a estar en la gestión de la compañía…

-Este acuerdo no tiene nada que ver con participación. Aquí no hay ningún cambio  ni de la estrategia de la compañía ni tampoco ningún acuerdo con el pacto de accionistas que nos lleve a que tengan algún control.

Creo que esta mejora en los estados financieros fortalece nuestra caja, pero para nada cambia los proyectos que tenemos hacia adelante. Por otro lado es muy importante entender que todos los esfuerzos que estamos haciendo, planificación estratégica y una serie de iniciativas que tenemos puertas adentro de la compañía para mejorar nuestros resultados, siguen estando muy presentes.

Tenemos que mejorar los resultados en la región, tenemos desafíos importantes para adaptarnos a la nueva realidad al mercado brasilero y a los otros países de la región que efectivamente tienen vaivenes políticos y económicos que nos han ido afectando en los resultados y creemos que eso no cambia para nada, al contrario, robustece todas las iniciativas que hemos tomado en el último tiempo.

-Es importante aclarar qué va a pasar con Qatar más adelante, porque está la experiencia de IAG –holding de British e Iberia-, donde entraron con un 9,99% y después  fueron aumentando su participación y hoy tienen un 15% y son el principal accionista… ¿Aquí se podría dar una figura similar?

-El acuerdo limita la participación  de ellos a sólo un 10% y por los 30 meses no pueden aumentarla. Efectivamente tienen una participación en IAG, pero no tienen directorio en British ni en IAG, por lo tanto, hasta ahora hemos visto que han tenido una participación más bien pasiva en cada una de las compañías que tienen. No nos tiene preocupados de que haya un aumento, por ahora está restringido incluso en el contrato.

-Y después de esos 30 meses, ¿puede haber algún cambio?

-Puede haber cambios, pero también pueden salir después de 30 meses. Por lo tanto lo importante de esto es que ellos valoran lo que hemos venido haciendo estos últimos años. Esto es un espaldarazo y un reconocimiento a lo que hemos hecho y a nuestro proyecto en esta región. Ojalá Qatar sea un aporte y esta sea una entrada de largo plazo, no una pasada por la compañía.

-Cómo se modifica la participación de los accionistas con el ingreso de Qatar?

-Todos los accionistas mayoritarios cedemos nuestro derecho a ejercer este aumento de capital. Por lo tanto, se licúa en un 2,5% en el caso nuestro que tenemos un 25%. Posteriormente Costa Verde deberá ver cuál es la mejor fórmula para mantener el control. Ya decidió mantenerlo.

-Qué pasa con la familia Amaro… si Qatar no logra el 10% en el aumento de capital tiene que comprarlo vía corredora, al precio que se estableció de US$ 10… pero si no logra tampoco el 10% la familia Amaro cedería un porcentaje cercano al 2%... ¿eso significa que la familia está retirando su protagonismo dentro de este pacto controlador?

-Honestamente lo veo como un escenario tan ficticio y poco probable dado el premio que paga Qatar, que casi es más bien un gesto de la familia Amaro de decir que en el caso que pasara esto que es bastante hipotético, podría hacerlo. Sé que da una señal, pero me quedo mucho más con el gesto de tratar que esto avanzara bien, porque vemos muy poco probable que efectivamente se llegue a una situación como esa.

El factor Brasil e investment grade

-Ellos van a pagar US$10 por acción, que implica un premio cercano al 50% previo al anuncio de la operación, pero hubo un minuto en que Lan llegó a valer casi tres veces su valor de hoy¿fue Brasil el que impactó tanto? ¿Están arrepentidos de esa operación?

-No, definitivamente no estamos arrepentidos, la coyuntura de Brasil no hace que la operación sea mala. Lo que sí es cierto es que ha resultado bastante más complejo. Cuando nosotros iniciamos nuestras conversaciones con Brasil el país crecía a tasas de 5% y 6%, el año pasado cayó un 4%, entonces sin duda que se nos ha hecho mucho más cuesta arriba de lo que en algún momento hubiéramos imaginado, pero no quiere decir que estratégicamente no haya valido la pena.

Si nosotros queremos ser un actor importante en esta región no podemos estar ajenos a un país que representa  el 50%. Creo que ha sido una buena idea, donde la coyuntura no nos ha acompañado, pero tenemos confianza de que así es y no sólo nosotros estamos confiados, sino que Qatar también.

-Por eso ellos pagan este precio…

-Claro, por eso ellos pagan un premio importante, por eso se meten en una compañía en el largo plazo, nosotros  hicimos un esfuerzo para facilitar la entrada de ellos y se ha reconocido en el precio el camino que se  ha hecho, por tanto creo que vamos por el buen camino.

-Brasil les obligó a hacer una cirugía mayor, ¿cuál ha sido las decisión más difícil que les ha tocado tomar?

-Creo que todas las cirugías mayores tienen bastantes costos. Teníamos un plan de flota muy importante que llevar a cabo y eso ir restringiéndolo sin duda cuesta asumirlo. Cada país donde participamos tiene distintas realidades y tenemos que ajustarnos a cada una de ellas, lo que está viviendo Brasil no es lo mismo que vive Argentina y nosotros movemos parte de la flota hacia donde los negocios estén mejor, pero tenemos que seguir presentes donde estamos, no vamos a abandonar nada de lo que estamos haciendo.

-Desde el punto de vista emocional qué fue lo más complejo: la gente que debieron despedir, achicar equipos, no lograr la meta planificada

-Sin duda que hay efectos emocionales importantes, como también está el efecto de que a medida que vamos creciendo las compañías tienen esa melancolía de haber sido pequeñas y cuando van creciendo se van poniendo más frías. Creo que lo más delicado es que de repente salen personas muy significativas, aquí no ha habido despidos masivos, pero sin duda cualquier salida de gente que nos ha acompañado durante todo este tiempo es muy importante para nosotros.

-¿Cuándo tienen previsto recuperar el investment grade?

-En esto hay varias dimensiones. Uno es la caja, otro el nivel de endeudamiento, otra la capacidad de generar ingresos, entonces, obviamente hoy día con esta operación va a verse favorecida. Pero mientras no mejoremos los márgenes de verdad… falta para eso. Tenemos que mejorar los márgenes, la rentabilidad y para eso estamos trabajando.

-Pero qué falta…

-Falta tener utilidades, un buen nivel de resultados… y falta para eso. Va a tomar tiempo. Si me preguntas cuándo vamos a empezar a llegar a esos resultados, puedo decir que en la medida que logremos aumentar nuestros niveles de precios en los países donde estamos. Los aviones viajan relativamente llenos hoy en día, pero no están tan bien los precios y mientras sigan así no va a haber aumento de ganancias.

-Ustedes tuvieron utilidades este primer trimestre, pero bastante presionadas…

-Tuvimos utilidades, pero que es cierto es que para que duren en el tiempo tiene que mejorar la demanda en el mundo, están medio flojas aún.

-Faltan varios años entonces…

-Espero que no muchos. Un año puede ser. Tiene que ver mucho con Brasil.

-¿Brasil tiene pinta de mejorar algo?

-Todavía no. Se ha logrado mejorar un poquito, pero tienes hechos políticos que la afectan mucho, como el impeachment. Es como Argentina, donde el cambio de gobierno ayudó y la gente está apostando a Macri, pero hay que ver todavía.

El futuro de Latam

-Partieron con la operación en Chile, pusieron su bandera en distintos países, se convirtieron en un operador regional. ¿Qué viene ahora, unirse a una red internacional más potente?

-No. Aún tenemos bastante en que avanzar en consolidarnos como una compañía latinoamericana, estamos en muchos países, tenemos un sello latinoamericano, conectamos a la región con el mundo y al mundo con la región y, por otro lado, creo que todavía tenemos que avanzar en conectarnos entre nosotros, dentro de Latinoamérica. Ese es el principal desafío que tenemos hacia adelante.

Adicionalmente, creo que efectivamente que participen compañías internacionales, que tengamos una alianza fuerte con One world, son reconocimientos importantes para llegar a todo el mundo.

-¿Cómo se imaginan a Latam en la próxima década?

-Me parece muy importante dar los pasos que corresponden ahora y … tiene un desafío de corto y mediano plazo importantes. Creo que tenemos que tener buenos números. Creo que tenemos que seguir consolidándonos en esta región del mundo, con este sueño que tenemos de llevar a Latinoamérica al mundo.

Tenemos que avanzar rápido en todos estos avances tecnológicos que tiene la aviación y que tenemos que incorporar la mayor cantidad posible en Latam. Por otro lado, siempre teniendo muy presente al pasajero, reconociéndolo y en lo posible, tenerlo presente en cada una de las decisiones que tomamos hacia adelante.

-Cuando se firmó la alianza entre Lan y Tam, tu padre, Juan Cueto, dijo sentir temor en el crecimiento de la aerolínea, porque el tropiezo podía ser mayor… ¿Cómo ha visto él esta operación de ahora?

-De cada uno de estos pasos él también está muy orgulloso. Él es un hombre de negocios y es muy positivo siempre, pero también es cierto que tiene un temor natural como cualquier emprendedor, de los cuidados que hay que tener. Pero siempre está empujándonos a que sigamos adelante. Nunca ha puesto en duda que este crecer-crecer, más allá de los resultados económicos sino más bien de ilusionarse y tener gran expectativa de un proyecto como el que nosotros hemos llevado a cabo, creo que a él lo llena de satisfacción y orgullo. 

Revisa la entrevista completa

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios