Negocios

Compras escolares: Sernac advierte que se podría pagar más del doble por un avance de $200 mil

Con el fin de orientar a los apoderados que están pensando en endeudarse para comprar útiles escolares, el Servicio realizó un estudio para determinar cuánto puede terminar pagando un consumidor por el uso de su tarjeta de crédito o bien, al solicitar un avance en efectivo.

Crédito: A. UNO
Compras escolares: Sernac advierte que se podría pagar más del doble por un avance de $200 mil

Con el fin de facilitar el trabajo a los padres que están pensando en recurrir al crédito para financiar las compras escolares de sus hijos, el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) realizó un estudio para determinar cuánto puede terminar pagando un consumidor por el uso de su tarjeta de crédito o bien, al solicitar un avance en efectivo para realizar una compra de vestuario por un monto de $200 mil, a pagar en 12 cuotas.

El informe incluyó a 30 entidades financieras que otorgan tarjetas de crédito a personas naturales, entre ellas, instituciones bancarias, cooperativas de ahorro y crédito, retail financiero y sociedades de apoyo al giro bancario.

¿Cuánto cuesta un avance de $200 mil en 12 cuotas?

Para un avance de $200 mil a pagar en 12 cuotas, un consumidor puede terminar pagando desde $211.450 (tarjeta Visa Dorada Banco Falabella), hasta los $502.966 (tarjeta Hites). Es decir, una diferencia de $291.516 o de un 138% entre ambas tarjetas de crédito.

Existen entidades financieras que no cobran comisiones por realizar un avance en efectivo, como Coopeuch, Tricot y Unimarc. Sin embargo, la mayoría cobran una comisión, la cual según el estudio puede alcanzar un máximo de $101.711 por cada operación, como sucede con la tarjeta Hites.

¿Cuál es el costo final al realizar una compra en vestuario con la tarjeta de crédito por un valor de $200.000 en 12 cuotas?

Al comprar vestuario por un monto de $200 mil a pagar en 12 cuotas, un consumidor podría pagar desde $205.681 (tarjeta Mastercard Nacional de Coopeuch) hasta $401.255 (tarjeta Hites). Esto es, una diferencia de $195.574 o un 95% entre ambas opciones. 

¿Qué está haciendo el Sernac en este mercado?

Con el propósito de defender los derechos de los consumidores, el Sernac ha interpuesto tres juicios colectivos en contra de Hites, Dijon y Corona por cláusulas abusivas en sus contratos y comisiones asociadas al uso de las tarjetas de crédito, acciones que actualmente se tramitan en los tribunales de justicia.

Además, el Servicio recientemente inició una mediación colectiva con Hites por la estructura de cobros de comisiones asociadas al avance en efectivo y cláusulas abusivas.

¿Qué es más conveniente: pedir un avance o comprar con tarjeta de crédito?

Para responder a esta pregunta se hace necesario comparar el costo total del crédito de un avance en efectivo por $200.000 a 12 meses, con el costo de una compra por el mismo valor y plazo (en este caso de vestuario), utilizando en ambos casos la misma tarjeta de crédito.

Al comparar los costos totales mínimos, resulta más conveniente realizar una compra que un avance en efectivo en cuotas en el 81% de los casos (29 de 36 entidades); y al considerar los costos totales  máximos, en un 87% es más beneficioso (33 de 38 entidades). 

Recomendaciones para elegir la opción más conveniente

  • Cotizar entre las distintas alternativas. 
  • En caso de existir promociones de compras en cuotas sin cobro de intereses, es fundamental, para que la promoción resulte conveniente, que el consumidor pague el monto total facturado dentro del plazo de vencimiento mensual.
  • Frente a la alternativa de pago mínimo que ofrecen las tarjetas de crédito, los consumidores sólo deberían tomar esta opción en casos excepcionales, pues al escogerla, generalmente se terminan pagando intereses o abonando un porcentaje menor a la deuda total de la tarjeta de crédito. En consecuencia, se recomienda siempre pagar el monto total facturado con la finalidad de ir efectivamente reduciendo la deuda. 
  • Es importante evaluar la capacidad de pago antes de endeudarse para evitar el sobreendeudamiento, caer en mora y todas las consecuencias que conlleva el retardo en el pago de compromisos financieros, como por ejemplo, los llamados de cobranza extrajudicial y el cobro de intereses, entre otros.

Lo más visto en Negocios