Negocios

Trabajadores del sector público ganan 55% más que el promedio nacional

El promedio de sueldo de un empleado fiscal es de $787.614, solo superados por los que trabajan en minería y en intermediación financiera.

Crédito: Agencia UNO
Trabajadores del sector público ganan 55% más que el promedio nacional

En el marco de la discusión por el presupuesto 2017 y la polémica que se generó cuando los dirigentes sindicales rechazaron la propuesta de Hacienda de un reajuste nominal del 2,9%, se reveló que los sueldos de los empleados públicos superan en un 55% al promedio nacional.

Fue gracias a datos entregados por la Encuesta Suplementaria de Ingresos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que se supo el monto total de la diferencia.  La encuesta indicó que los trabajadores fiscales obtienen remuneraciones que superan ampliamente al promedio nacional, con sueldos de $787.614 versus los $505.477 que promedian los trabajadores en Chile.

De todas maneras, el monto no es el más alto del mercado, ya que eso se lo llevan los trabajadores de minería con un promedio de $961.154, lo que evidencia una diferencia significativa y muestra el efecto que tienen las negociaciones colectivas.

La razón detrás de los sueldos más altos recae, de acuerdo a los expertos, en las negociaciones que realizan los empleados, las que pueden ser varias veces al año y en las que siempre obtienen algo. Negocian a nivel nacional, que es lo que está sucediendo en la actualidad, por ministerio y por servicio, consignó El Mercurio.

El monto de los salarios, ha aumentado en un 172% debido a negociaciones por reajuste, entre 2005 y 2015, señaló un estudio del Ministerio de Hacienda, llamado “Evolución de Remuneraciones del Sector Público en Perspectiva”. De hecho, si se considera las mejoras salariales por servicio, el número aumenta a 218%.

En el estudio se indicó que si se considera el gasto promedio que esto ocasiona para el Estado, el monto asciende a $2.5 millones mensuales, en promedio, por trabajador.

Esto se explica a través de las asignaciones establecidas por la ley, como bonos de desempeño a nivel individual, colectivo e institucional, además están las asignaciones por escolaridad y la bonificación adicional al bono de escolaridad, pago de zonas extremas, aporte al servicio de bienestar, horas extras y viáticos, entre otros.

De acuerdo a Gonzalo Durán, economista de la Fundación SOL, los promedios de las remuneraciones de los empleados fiscales se deben, en gran parte, a los directivos de primera línea. Es por ello que aconseja fijarse en la mediana, lo que baja el monto a $580.000  y que a su parecer es más cercano al promedio nacional y que resulta “modesto para un país como Chile” explicó Durán.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios