Tendencias

La historia de Baltazar, el perro perdido por el que ofrecen un auto BMW y un año de vodka

El perro de raza Basset Hound tiene ocho años, y se perdió en vacaciones de invierno. La familia ofrece una recompensa, aunque creen que fue robado.

Crédito: Facebook Rosa Constancio
La historia de Baltazar, el perro perdido por el que ofrecen un auto BMW y un año de vodka

Baltazar es un perro de raza Basset Hound de ocho años, vive en un sector rural de las Rocas de Santo Domingo, en la Región de Valparaíso, y por eso le gusta deambular por el sector, siempre regresando a su hogar, donde vive con su compañera, una perra mestiza con quien formó una manada, y su dueño Cristian Acuña.

Sin embargo la apacible vida de Baltazar y su dueño cambió de un día para otro, cuando desapareció del sector que frecuentaba el 7 de julio de este año, y cuando algunas personas aseguraron ver cómo lo subían a una camioneta roja, por lo que se presume el robo del perro.

La vida anterior de Baltazar

En sus ocho años de vida, Baltazar ha vivido varios cambios, incluso cambió de dueño. Su dueña original es Rosa Constancio, quien actualmente vive en Santiago, y que accedió a dejar a Baltazar en manos de Cristian Acuña luego que el perro se negara a dejar su hogar en las Rocas de Santo Domingo, donde Rosa vivió durante un tiempo, apelando a una casi historia de amor similar a la de "La dama y el vagabundo", aunque en este caso el perro de raza es él.

"Él formó una camada con la perra de Cristian, por lo que cuando nos cambiamos a Santo Domingo, él se devolvía a la casa antigua, se devolvía a estar con la perrita", cuenta Rosa emocionada a T13.cl. Por eso, decidieron dejarlo allá, estando siempre en contacto con Cristian y ayudando en su mantención.

"Siempre mantuve el contacto, mandaba al veterinario (...) Estoy muy preocupada porque necesito que vuelva a su casa", dice Rosa, agregando que "creemos que se lo robaron es que lo subieron a una camioneta roja, pero con la cámara no se logra ver la patente".

La recompensa millonaria

Cristian Acuña ofrece una recompensa millonaria: un año de vodka, que asciende a un monto cercano al millón 800 mil pesos, y su automóvil BMW, avaluado en $ 12 millones. El curioso ofrecimiento del licor se debe a que los dueños importan ese producto. 

Al preguntarle los motivos de la recompensa, Acuña se limita a decir que es "porque lo quiero mucho y lo considero parte de la familia".

Pese a todo, hasta ahora no hay indicios de quién pueda tener al perro, que como característica tiene tres colores, algo un poco extraño en los canes de esa raza.

Esperando tener una respuesta positiva, Rosa Constancio incluso agrega que podría regalar una de las crías de Baltazar a quienes lo tienen, ya que ahora sólo quieren que puedan devolverlo con su familia.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias