Tendencias

De nieta de ministro a fanática de la champaña: 10 datos que marcaron la vida de Julita Astaburuaga

Este lunes 14 de marzo murió la querida y reconocida figura de los eventos sociales, pero ¿qué hubo detrás de su intensa vida y de los 96 años que ella definió como muy felices?

Crédito: Agencia Uno
Julita Astaburuaga murió a la edad de 96 años

Un cáncer de páncreas terminó con la vida de Julita Astaburuaga este lunes. A los 96 años de edad, dejó este mundo en el que ella confesó haber sido muy feliz y siempre teniendo una actitud de vida muy positiva, alegre y optimista. He aquí un resumen de su existencia y de los hechos que marcaron a la querida y reconocida "socialité".

El comienzo de una intensa vida

Nació un 17 de abril de 1919 en el seno de una familia tradicional y conservadora. Era hija de Jorge Astaburuaga Lyon y Helena Larraín Velasco. Tuvo dos hermanos, Carlos (mayor que ella), y Jorge (menor que ella). Además, fue nieta de un Ministro de Guerra y Marina en el gobierno del presidente Emiliano Figueroa, lo cual marca sus primeros vínculos con el mundo político y social.

Infancia en una gran casa

Sus años de niñez los pasó en una gran casa ubicada en la Avenida Pedro de Valdivia, en Providencia, la cual quedaba a un costado de la actual Municipalidad de esa comuna.

Grandes cumpleaños y viajes

Los primeros cumpleaños de Julita se los festejaban en grande. Ella lucía de rosa y el resto de las niñas invitadas debían ir vestidas de otras flores. En su infancia también viajó mucho a Europa.

Cambio de vida 

En 1922 se suicidió su abuelo, por lo que se vendió la casa en la que vivían. Además, su madre separó y se van a vivir al barrio Ejército.

Conflictos entre sus padres

Julita pasó una infancia feliz, pero debió soportar las constantes peleas y conflictos entre sus padres. Tras la separación de éstos, el progenitor partió a Argentina y la madre se quedó con los hijos en Chile. Ella empezó a vender sus joyas y con ese dinero pudo comprar una casa en calle Rosal, en donde vivieron en la adolescencia y juventud de la futura sociliaté.

Matrimonio

Se casó a los 27 años con Fernando Maquieira, hijo de diplomáticos chilenos que había nacido en Argentina. Días después de la boda, partieron a vivir a Nueva York, en donde él se desempeñó como secretario de la embajada chilena ante las Naciones Unidas. Tuvieron dos hijos, Diego (escritor) y Cristián (diplomático). Con el paso de los años, el matrimonio se separó, aunque siempre mantuvieron un lazo de respeto.

Vida social

Gracias a su vínculo político, empezaron los eventos y es así como que desde pequeña sobresalió como una mujer socialité. Para su primer evento, siendo niña, le trajeron un vestido de París.

Retorno a Chile

Regresó a Chile en los años setenta desde Nueva York y en la década del ochenta, Mary Rose MacGill, una de sus grandes amigas, la invitó a participar como directora de los Amigos del Teatro Municipal. Esto con el fin de juntar dinero y poder apoyar a jóvenes artistas a desarrollar sus carreras. En general, en toda su vida se dedicó a labores sociales.

Preferencias políticas

La fallecida sociliaté dijo en vida que compartía muchas ideas con todos los partidos, especialmente con el Socialista. En ese sentido, confesó a revista Caras que "yo me considero intermedia".

Gustos personales

A Astaburuaga le gustaba bailar, tomar champaña (lo hacía en cada evento al que asistía) e ir a misa.

Muere Julita Astaburuaga de cáncer de páncreas

[FOTOS] Los últimos eventos a los que asistió Julita Astaburuaga

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias