Tendencias

Instituto de salud mental en picada contra "13 reasons why" y la crudeza de sus imágenes

El Hunter Institute of Mental Health realizó un listado llamado "Seis razones por las que me preocupa una serie de televisión", en alusión al proyecto de Netflix producido por Selena Gomez.

"13 Reasons Why" es la última serie fenómeno de Netflix

Junto a su éxito, también han llegado los primeros detractores del último fenómeno de Netflix llamado "13 reasons why".

La serie —basada en la novela de Jay Asher— cuenta la historia de Hannah Baker, una adolescente que se suicida mientras transcurre el año escolar, dejando una compilación de casetes dirigido a cada uno de los responsables de hacer que terminara con su vida.

La crudeza de sus imágenes es uno de los puntos por el que Jaelea Skehan, directora del Hunter Institute of Mental Health, realizó un listado llamado "Seis razones por las que me preocupa una serie de televisión", en alusión al proyecto de Netflix producido por Selena Gomez.

"La escena del suicidio en el último episodio del programa es muy gráfica. El detalle proporcionado y la longitud de la escena no cumple con NINGUNA de las recomendaciones internacionales sobre el retrato ficticio de métodos de suicidio", escribe la especialista.

Según Skehan, existen "investigaciones sólidas" que aseguran que exponerse a un suicidio (como ocurre con el personaje interpretado por Katherine Langford) aumenta el riesgo de que personas vulnerables cometan el mismo hecho.

Asimismo, la profesional añade que el mensaje de que "el suicidio era inevitable" está errado por parte de "13 reasons why", dejando ver que una decisión así sí puede ser evitable.

La directora del Hunter Institute of Mental Health destaca también el nulo apoyo del entorno adulto de la protagonista en la serie: "la única vez que Hannah buscó ayuda, el consejero no manejó bien la situación. Esto proporciona una pobre modelación de cómo funcionan los servicios de apoyo a los jóvenes que están en dificultades o necesitan apoyo”. 

Otras críticas

Jaelea Skehan no es la única especialista en cuestionar la serie de Netflix, ya que se han sumado otros casos por el estilo. Kristen Douglas, quien dirige la asociación australiana Headspace, comentó que la apuesta dramática “expone a los espectadores al riesgo de suicidio”, poniendo énfasis en que enfrentar una imagen así “conduce al contagio”.

Asimismo, la actriz Shannon Purser, integrante de "Stranger Things", señaló en su cuenta de Twitter -sin criticar la serie y haciendo solo un llamado de cuidado- que "no recomendaría ver ´13 reasons why´ si sufres de pensamientos suicidas o de autolesión, o si fuiste víctima de violencia sexual”, además de decir que “hay algunas escenas gráficas que podrían provocar fácilmente memorias y sentimientos dolorosos. Por favor, tengan cuidado.”

En tanto, por el lado de "13 reasons why", el guionista Nic Sheff manifestó a Vanity Fair que "cuando hablamos sobre representar el suicidio de la protagonista, me pareció la oportunidad perfecta para mostrar cómo es realmente un suicidio y enfrentar a los espectadores a la realidad de lo que ocurre cuando te tiras desde un edificio en llamas hacia algo mucho, mucho peor”, agregando que "lo que la buena televisión puede hacer es que la gente hable sobre aquello que pasa en sus propias vidas. Es el primer paso para recuperarse”.

"Lo más irresponsable que podríamos haber hecho es no enseñar la muerte”, sintetizó Nic Sheff sobre los cuestionamientos a la ficción de Netflix.

Dylan Minnette de 13 Reasons Why: Es primera vez que siento que hago algo que puede salvar vidas

A tan solo dos semanas de su estreno, la serie de Netflix producida por Selena Gomez se ha convertido en un nuevo fenómeno juvenil debido a su temática. Basada en la novela de Jay Asher, cuenta la historia de Hannah Baker, una adolescente que se suicida mientras transcurre el año escolar y deja una compilación de casetes dirigida a cada uno de los responsables de hacer que terminara con su vida.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias