Tendencias

La revelación de Josefina Montané: comió la placenta de su parto

La actriz de Canal 13 estuvo en el programa "Vértigo", donde habló del estilo ciento por ciento natural por el que apostó en su segundo parto.

Crédito: Canal 13
Josefina Montané estuvo anoche en "Vértigo"

Josefina Montané asistió la noche de este jueves como invitado al estelar "Vértigo", de Canal 13, en donde ofreció una especial confesión: se comió su placenta luego de dar a luz a su segunda hija, Mila.

Cabe recordar que la ex "Flexible" de "Soltera otra vez" fue madre, por segunda vez, en enero pasado.

En el programa animado por Diana Bolocco y Martín Cárcamo, la actriz reveló que su segundo parto ocurrió su hogar, en el agua y sin anestesia. Luego vino la revelación que sorprendió a todos: la actriz dijo que comió su placenta.

"Mi marido (Darko Peric) me hizo un batido de mi placenta. Uno pierde mucha sangre con el parto y es una manera de recuperarla. Todos los mamíferos, los animales, se comen su placenta", explicó la actriz sobre esta práctica. 

En el sitio AR hay más detalles de esto y de todo lo que sucedió anoche en el capítulo de "Vértigo".

La historia de la placentofagia

Placentofagia es el nombre médico que recibe el consumo de la placenta y, tal como lo dijo la actriz de "Soltera otra vez", la mayoría de los mamíferos se comen la placenta inmediatamente después del parto. Algunos estudios sugieren que es para eliminar la sangre que pueda atraer a los depredadores. 

Pero, ¿desde cuándo se da en humanos? Según una revisión histórica de William Ober, la práctica moderna de madres que se comen sus propias placentas no se estableció sino hasta los años setenta, cuando, de acuerdo a Ober, una “mujer de la contracultura” lo hizo después de dar a luz en su comunidad. La fémina y sus amigas, quienes también se unieron al acto, lo describieron como “maravilloso, reconstituyente y delicioso”.

En ese sentido, hay reportes de culturas antiguas sobre los beneficios de este órgano hormonal que alimenta al feto y lo conecta con su madre. Asimismo, en Oriente se vende como medicina tradicional. De acuerdo a una publicación de EverydayHealth, estas culturas emplean la placenta para tratar la infertilidad, la impotencia y mejorar la lactancia.

En tanto, otros beneficios, más modernos, serían para evitar la depresión post-parto, la reducción de dolores después de dar a luz y la revitalización.

Esta práctica se ha hecho más masiva en el último tiempo en figuras famosas de Estados Unidos, como Kim Kardashian, quien ha consumido la placenta de sus dos hijos. Eso sí, ella lo hizo en formato de cápsulas.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias