#HayQueIr: Tribunales, Plaza de la Justicia

Después de más de 2 años de trabajos, la Plaza Montt-Varas fue inaugurada y luce muy distinta al estacionamiento que antes ocupaba ese espacio. Una de sus virtudes es que permite lucir el gran valor patrimonial del edificio del palacio de tribunales, un lugar al que #hayqueir.

Construido entre los años 1905 y 1930. Emilio Doyeré, arquitecto francés, fue quien proyectó el edificio tras haber ganado el concurso convocado por el gobierno para este fin. 

Con la colaboración de su alumno Alberto Schade y el aporte de Emilio Jecquier, la construcción de la obra se realizó en dos etapas. 

La primera comprendió el sector poniente del edificio y su ingreso principal. A ellos se debe el estilo neoclásico del inmueble.

Una de las primeras obras fiscales en hormigón armado, en 1911 se concluye su primera etapa de edificación. Para comenzar la segunda, que comprende el sector oriente, se debió demoler el antiguo edificio del Consulado construido en 1807. Sólo se conserva una reja de este, por el acceso de calle Bandera.

En él se instalaron la Corte Suprema - la más antigua de América del Sur - la Corte de Apelaciones, la Corte Marcial y los juzgados de Mayor Cuantía.

Las terminaciones y la ornamentación interior estuvieron a cargo de varios contratistas. Se destacan las cariátides (figura femenina esculpida, con función de  columna) de cemento con espadas de bronce del escultor catalán  Antonio Coll y Pi; las excelentes terminaciones de José Ceppi - balaustradas de mármol del vestíbulo central - y Régulus Prajoux, autor de las puertas, ventanas y carpintería en general. Bernasconi y Dominichetti estuvieron a cargo de los estucos, mientras la firma Lisci y Milani del 

De estilo neoclásico con marcadas influencias francesas, el volumen del palacio domina su entorno. 

Edificio de 3 pisos, su fachada principal de mesurada ornamentación y reflejo de la severidad del sello oficialista, ocupa toda la longitud de la manzana. Este volumen es simétrico con respecto al pórtico de ingreso.

Su importancia en el patrimonio arquitectónico nacional quedó de manifiesto cuando el 28 de junio de 1976 el Ministerio de Educación lo declaró “monumento histórico”.

Vitral: 

El hombre representa a la justicia y la mujer a la república. Las imágenes de los costados ilustran las diversas actividades económicas del país, la agricultura, el comercio y la minería.

Esa es la postal que domina las alturas del interior del Palacio de Los Tribunales de Justicia, frente al salón de plenarios de la Corte Suprema (entrada de calle Compañía). Se trata del vitral construido en 1910 por la Casa Franz Mayer de Múnich, la misma que ha fabricado piezas para la Basílica de San Pedro en Roma o el metro de Nueva York.

Videos Relacionados

Destacados de Programas

Lo más visto en Video 

Más videos