Barcelona derrotó por 3-2 a Real Betis en el Estadio Benito Villamarín, en duelo donde el volante chileno Arturo Vidal fue alineado como titular por parte del entrenador Quique Setién.

El duelo comenzó con un Real Betis volcado en la ofensiva, con una presión constante que motivó una aproximación del local, que terminaría con un disparo de Nabil Fekir dentro del área que daría en la mano de Clément Lenglet.

Sin embargo, el juez del compromiso no cobraría nada. Aunque, al ser alertado por el VAR y luego de revisar la jugada, cobraría penal y una amarilla para el zaguero “blaugrana”.

Publicidad

Al 6’ Sergio Canales cambiaría ese cobro por gol tras una impecable definición a la izquierda, ante el alemán Marc-André ter Stegen, quien se lanzaría al otro costado del disparo.

De igual forma, el Barcelona acusaría el golpe y no se tardaría en emparejar las acciones. Al 9’, Frankie de Jong se filtraría entre la defensa y recibiría una habilitación de Lionel Messi. Tras controlar con el pecho y rematar de primera ante el portero rival, agitó las redes y desató el festejo de los culés.

En cuanto al actuar del chileno, Arturo Vidal se convertía prácticamente en un delantero centro a la hora de proyectarse en ofensiva.

De igual manera, su despliegue por todo el frente del ataque, y sus incursiones como habilitador, permitieron que sus compañeros encontraran espacios para ser una alternativa válida en el ataque; aunque no fue tan aprovechado en los primeros pasajes del juego.

Aunque el Betis se volvería a poner en ventaja al 26’ tras la anotación de Nabil Fekir que, en parte, sería responsabilidad de Arturo Vidal. El chileno, además, se ganó tarjeta amarilla al 32’ tras una infracción en la mitad de la cancha.

LEE TAMBIÉN: [VIDEO] El error de Arturo Vidal que provocó el segundo gol del Real Betis ante Barcelona

Tras esto, el duelo entraría en una fase donde el Betis comenzaría a sentirse más cómodo en la cancha y se vería a un Barcelona un tanto impreciso y dubitativo. Por lo mismo, los visitantes se equivocarían en la salida y, por algunos pasajes, parecían estar más cerca del 3-1 en contra que de alcanzar el empate.

Pese a eso, al 45’+2, Vidal sería víctima de una dura infracción en la mitad de cancha. El tiro libre sería servido por Lionel Messi, que dejaría solo a Sergio Busquets en el área chica. El mediocampista sacaría un zurdazo y decretaría el empate con que se fueron al descanso.

En la segunda fracción, el cuadro visitante sería el dominador de las acciones en el arranque de los segundos 45 minutos. Con el manejo del balón, los dirigidos por Quique Setién buscarían consagrar el 3-2.

Para eso, el entrenador blaugrana introduciría una serie de moficaciones; entre las cuales el chileno Arturo Vidal sería protagonista. Y es que al 56', el "King" abadonaría la cancha por Arthur, mientras que Junior Firpo saldría por Jordi Alba.

Los cambios surtirían efecto en el compromiso, pues al 72', Clément Lenglet lograría anotar el 3-2 tras elevarse entre sus marcadores en el área y meter un potente cabezazo que pilló a contra pie al guardameta del Betis, luego del pase de Messi.

Luego de eso, el compromiso se tornaría más cuesta arriba para el local, pues Nabil Fekir recibiría una segunda amarilla por protestas al 76' y dejaría a su escuadra con uno menos.

Misma situación viviría Clément Lenglet, que se ganaría otra cartulina amarilla tras una dura entrada y, con esto, la roja que lo marginaría del duelo a los 79'.

Ya a partir del minuto 85, Barcelona comenzaría a manejar las acciones de la mitad de la cancha; hasta quedarse con el duelo pese a los intentos y aproximaciones del Betis.

Con esto, Barcelona alcanza 49 unidades y se ubica a tres puntos del Real Madrid, el exclusivo líder de la competencia.

Publicidad