Luis Suárez tuvo su primer partido oficial con el Atlético de Madrid enfrentando al Granada, y a pesar de tener 15 minutos en el segundo tiempo, el uruguayo supo aprovechar en demasía el tiempo que le concedió Diego Simeone.

Dos goles y una asistencia fueron parte del registro del ex FC Barcelona, quien fue elogiado por los hinchas colchoneros luego de esta jornada. Sin embargo, el seleccionado uruguayo estuvo a punto de romper una tradición del "Atleti", la cual podría haber empañado su estreno.

LEE TAMBIÉN Luis Suárez se despide entre lágrimas del FC Barcelona y con un gesto hacia Bartomeu

Esto, ya que al término del partido el nuevo pupilo del "Cholo" Simeone se retiró feliz con lo que logró demostrar sonriendo con sus compañeros y sin fijarse mucho por donde caminaba. Una situación que fue notada por el corresponsal británico Sid Lowe, quien fotografió el momento.

Publicidad

Esta "despreocupación" hizo que Suárez estuviera a poco de pisar el escudo del Atlético que se encuentra en el césped del estadio Wanda Metropolitano, pero uno de sus compañeros alcanzó a frenarlo para que no caminara sobre la insignia del cuadro de Madrid.

Una tradición que se adoptó en 2005 cuando Luis Aragonés era técnico de España y la roja europea se medía ante Eslovaquia por el paso al Mundial de Alemania 2006, y uno de los jueces asistentes recriminó al entrenador por salirse de los márgenes de la banca.

Ante esto, Aragonés se fijó que el árbitro estaba pisando el escudo del Atlético de Madrid en el antiguo Vicente Calderón, por eso es que el español lanzó la réplica: “Y usted no pise ese escudo”.

De ahí en más ningún jugador ha pisado la insignia, convirtiéndose en una tradición colchonera que ya acumula 15 años de existencia y se mantuvo con el cambio de estadio.

Publicidad