Real Madrid derrotó por 2-0 al Barcelona en el Estadio Santiago Bernabéu y se convirtió en el nuevo líder del certamen español tras superar, por un punto, al equipo del chileno Arturo Vidal, quien ingresó como titular en el trascendental duelo.

El duelo comenzó con un Santiago Bernabéu completamente extasiado producto del interés del cuadro “merengue” por superar a los “blaugrana”, pues en la previa, solo un triunfo servía para poder quedarse con el liderato de la “liga de las estrellas”.

En ese sentido, la presión con la que cargaba el conjunto local lo impulsó a volcarse sobre el arco de Marc-André ter Stegen, sin embargo, no tuvo éxito para poder abrir el marcador.

Publicidad

Los dirigidos por Quique Setién, en tanto, apelaban a las transiciones rápidas cada vez que recuperaban el balón, para poder inquietar a Thibaut Courtois. No fue hasta el 33’ que Barcelona avisaría con una escapada de Arthur.

El volante brasileño logró deshacerse de su marca e ingresar solo al área del Real Madrid, sin embargo, el portero belga no se jugó sus cartas de manera inmediata y aguantó en la posición lo suficiente para intimidar al “merengue”.

Con un disparo al costado de la mano izquierda de Courtois, el belga logró desviar con su cuerpo y enviar al tiro de esquina. Sin embargo, cuatro minutos después, sería el propio Lionel Messi quien probaría con un disparo que terminó en el cuerpo del guardameta.

Las emociones se trasladarían hasta el segundo tiempo, cuando el Real Madrid comenzaría a manejar de mejor manera las acciones del compromiso.

Al 54’, los locales tendrían una de las más claras del duelo. Isco esquivaría a sus marcadores y desenfundaría un disparo con la derecha. La pelota se iba colando por el ángulo superior de la mano izquierda de ter Stegen, pero el alemán se estiraría cuán largo es para poder desviar al tiro de esquina y ahogar el grito de gol.

Pero los dirigidos por Zinedine Zidane querían el triunfo; al 60’ Carvajal ganaría línea de fondo y cedería para Isco, quien metió un cabezazo que motivó un desvío de ter Stegen y la posterior intervención de Gerard Piqué para que el balón no ingresara.

Al 68’, en tanto, el volante chileno Arturo Vidal se retiraría del compromiso y, en su lugar, ingresaría el delantero Martin Braithwaite, quien en su primer balón tocado pudo adelantar a su escuadra.

El danés ingresó al área rival en un mano a mano y picó el balón, sin embargo, el belga Courtois desviaría y motivaría una contra del cuadro local.

Ato seguido, el brasileño Vinicius Junior inflaría las redes, pues se escapó por la banda y encaró hasta llegar a posición de remate. Ahí, a un costado del área chica, metió un derechazo que se desvió levemente al 71’ y dejó sin opciones de rechazo al guardameta culé.

La alegría era para el Real Madrid comenzaría a consagrarse con el paso de los minutos, pues estuvo más cerca de conseguir el segundo tanto que ver sufrir el empate del Barcelona.

Sin embargo, el cuadro de Lionel Messi no le haría las cosas fáciles a los dirigidos por Zinedine Zidane. Al 90', en un tiro libre, hasta el propio Marc-André ter Stegen subiría para intentar cabecear el balón, pero no lo lograría.

Mariano sería el encargado de poner la guinda de la torta en medio de la alegría "merengue", pues se escapó por la banda izquierda y en un mano a mano, disparó con un zurdazo que se coló por el primer palo del arquero "blaugrana" al 90'+3 y selló el triunfo en el clásico que paraliza al mundo..

Tras la victoria, Real Madrid se consagra como líder de la competencia tras la fecha 26 de La Liga. Los "merengues" se instalan en la cima del certamen con 56 puntos, mientras que dejaron al Barcelona con 55 en la segunda posición.

Publicidad