La Cámara Nacional de Comercio (CNC) informó de una caída de un 2,2% en las ventas presenciales minoristas de la Región Metropolitana durante el mes de mayo, en comparación a los datos del año pasado. En un comunicado, el gremio atribuyó el resultado a “una mayor base de comparación y a la desaceleración que se ha visto en el consumo” y destacó que, si se compara con 2019, se observa una baja de 3,6%.

“Claramente la menor liquidez y la mayor inflación están afectando el poder adquisitivo de los hogares, y con esto se afectan también sus decisiones de consumo, sobre todo de bienes que no son de primera necesidad. A su vez, las mayores tasas también afectan, al encarecerse los créditos incrementando la carga financiera de las familias. A esto se suma el pesimismo de los consumidores, donde los niveles de confianza han caído en los últimos meses, llegando a cifras cercanas a lo registrado en los peores meses de la pandemia”, explicó la gerenta de Estudios de la CNC, Bernardita Silva.

Publicidad

Agregó que el consumo se mantuvo fuerte en la primera mitad del año porque en los hogares aún se mantenía parte de la liquidez introducida en los últimos años, pero que ya comienza a notarse una fuerte desaceleración a partir de mayo, lo que también se ha evidenciado en las mediciones semanales que realizan en la Cámara.

“Ante este escenario, creemos que a partir del segundo semestre comenzaremos a ver fuertes caídas en el sector”, proyectó Silva. Eso sí, la analista comentó que es probable que en junio se vea un aumento en las ventas presenciales, ya que en 2021 la Región Metropolitana estuvo en cuarentena total.

En cuanto a las empresas, la gerenta señala que el sector ha experimentado un fuerte incremento en los costos, ya que la mayoría de los bienes del retail son importados, por lo que el alza del dólar, los problemas de abastecimiento y los elevados precios del transporte están golpeando sus márgenes.

Silva alertó que “los desafíos son grandes” y que han aumentado tanto los riesgos internos como externos, haciendo alusión a las altas proyecciones de inflación y bajas expectativas de crecimiento.

“Gran parte de lo que estamos viviendo responde a factores internos, por lo que es de suma urgencia dar claridad, eliminar desconfianzas, bajar expectativas y proponer medidas pro crecimiento, enfocadas sobre todo en la recuperación de la inversión y la recuperación del empleo formal”, argumentó. 

Categorías

El sector de vestuario y calzado fue el único que sacó cuentas alegres en mayo. Vestuario obtuvo un alza real anual de 24,1% en comparación a 2021 y de un 25,7% en relación a 2019, mientras que Calzado saltó un 47% por encima del año pasado, aunque cayó un 33,7% bajo los niveles prepandemia.

En tanto, Artefactos Eléctricos se desplomó un 14,8% respecto a mayo de 2021, y un 5,9% en contraste con 2019. Dentro de esto, Electrónica destaca con una caída más grande, disminuyendo un 24,1% año contra año.

La Línea Hogar y Muebles también registraron caídas, con un 15,3% y 11,8% respectivamente. Asimismo, la Línea Tradicional de Supermercados también marcó una caída de un 12,7% real anual y una baja de 9,4% al comparar con 2019.

Publicidad