Aunque en el día después de la elección parlamentaria del pacto oficialista Chile Podemos Más, en los partidos políticos hubo buen ánimo -dada la holgura que alcanzaron en la representación en ambas Cámaras-, RN, la UDI y Evópoli experimentan nuevas diferencias sobre cómo enfrentar el desembarco en la candidatura de José Antonio Kast, el abanderado presidencial del Frente Social Cristiano.

Todo esto en el contexto de que su carta oficialista, Sebastián Sichel, ni siquiera obtuvo el tercer lugar en los comicios.

Una de las primeras definiciones públicas fue del presidente de Renovación Nacional, Francisco Chahuán, quien reveló que, la noche de la elección, la colectividad ya le había pedido a Kast “ajustes sustantivos” a su programa de gobierno.

Publicidad

Más tarde, la directiva de la UDI, liderada por el diputado Javier Macaya, citó a un punto de prensa especialmente para referirse al respaldo a Kast. Y allí vino el primer matiz en el discurso.

“Hoy día estamos con mucha confianza trabajando también en que José Antonio Kast se pueda convertir en el próximo Presidente de Chile”, comenzó señalando el senador electo y añadió que “acá no se trata de plantear exigencias para el apoyo, el apoyo está, y lo planteamos desde el día uno”. En esa línea, Macaya señaló que el partido aportes programáticos, “pero sin condiciones, sin exigencias”.

Lo mismo relevó la secretaria general de la UDI, María José Hoffmann. “Creemos que (José Antonio Kast) tiene una oportunidad muy importante y la UDI va a cumplir un rol: el rol de darle esa mayoría social, el de sumar y poder contribuir a su programa y al rol de acompañarlo en este mes que queda de campaña”, sostuvo.

En el partido señalan, en ese sentido, que no hay tiempo para titubear sobre apoyos a Kast ante la “amenaza” de que el Partido Comunista llegue al gobierno de la mano de Gabriel Boric, el abanderado del Frente Amplio.

En cambio, en RN están conscientes de que parte de su dirigencia y electorado aún está dudando sobre un apoyo a José Antonio Kast sobre todo por temas programáticos como la fusión del Ministerio de la Mujer, la salida de Chile de la ONU, la eliminación de instituciones como Flacso y el INDH. En el partido incluso hacen la contraposición con el electorado de la UDI que, dicen, claramente coincide o es casi el mismo.

En la colectividad, por eso, saben que deben marcar un sello en caso de respaldar activamente la candidatura de Kast. “Además el candidato debe mostrar apertura, porque tiene que conquistar al centro y a la centroderecha”, analizan al tiempo que relevan que el programa debe ser “cómodo” para el sector.

Ahora bien, en RN relevan la disposición que mostró en su discurso Kast al nombrar a los abanderados de la primaria de Chile Vamos, por ejemplo. En el círculo de Kast, en tanto, reconocen la apertura de su abanderado, dicen que es parte del diseño de esta nueva etapa, pero también hacen un análisis global: el programa tiene más impacto mediático que en el electorado. “No mueve la aguja”, sentencian. Pero admiten que se debe hacer ese esfuerzo intelectual.

En RN, así, ya están conformando un equipo programático del partido que proponga formalmente cambios al plan de gobierno.

“José Antonio Kast ha dicho que su programa no está escrito en piedra y nos han comunicado a nosotros como directiva que él tiene toda la disposición para corregir y mejorar el programa y nosotros creemos que RN tiene mucho que aportar en tres grandes ámbitos. El primero, en el ámbito social, donde tenemos una mirada que complementa a los sectores que José Antonio Kast representa. Segundo, en el tema regional, donde RN es el partido con más representación en las regiones. Tercero, en los temas emergentes. RN en temas medioambientales y de la mujer podemos contribuir. El programa de José Antonio Kast tiene que ser una mezcla entre estabilidad y cambio, porque no hay cambio sin estabilidad, pero tampoco hay estabilidad sin cambios, entonces, tenemos que arbitrar bien los dos mundos”, señala a T13.CL el secretario general de RN, Diego Schalper.

Sobre los matices con la UDI, el diputado sostiene que “RN entrega un apoyo que complementa a José Antonio, RN busca contribuir, desde su identidad, para alcanzar la mayoría que él necesita para ganar. No se trata de exigencias, sino de contribuciones”.

Evópoli, por otra parte, definirá este martes a las 18:00 horas en su consejo general la posición que adoptarán ante la candidatura de Kast. En la colectividad hay más de una postura. Hay quienes señalan que el partido debe cuadrarse ante el abanderado republicano -evitar una libertad de acción- para enfrentar decididamente a Boric. “Nadie quiere cargar con ese muerto en caso de que Kast pierda el balotaje por falta de decisión en los apoyos de la centroderecha”, subrayan.

Voces como el senador electo Luciano Cruz-Coke han marcado claramente un apoyo sin titubeos a Kast. Así lo señaló esta mañana en medios de comunicación: “Con todos los matices programáticos que pueda tener, yo voy a apoyar a Kast”, dijo en radio Agricultura.

Otros liderazgos manifiestan que el partido debe dar libertad de acción, porque Evópoli no puede diluirse en un proyecto de derecha dura. Eso sí, hay coincidencia en que el partido no debe ser parte de un eventual gobierno, es decir, respaldar desde el Congreso proyectos de ley que consideren positivos y, cuando no, levantar la voz.

El diputado y vicepresidente Francisco Undurraga afirmó este lunes en La Tercera PM que “la oferta que José Antonio Kast tiene que hacer en relación a un cambio profundo social, lo va a tener que hacer” y apuntó a que “Evópoli es responsable y no vamos a dejar de hacer de las cosas y votar como hemos votado por estar dentro o fuera de un gobierno puntual”.

La noche de este lunes -previo al consejo-, los liderazgos de Evópoli como Felipe Kast, Luciano Cruz-Coke, Ignacio Briones, Gonzalo Blumel y Hernán Larraín se reunirían para abordar el futuro de la colectividad.

En un sector, en todo caso, ya hubo molestia porque no hubo una conversación institucional de Chile Vamos para enfrentar el respaldo a Kast. De hecho, de parte de Evópoli solo hubo una llamada con “palabras de buena crianza” para el abanderado republicano, mientras RN y la UDI llegaron presencialmente hasta el comando.

Con todo, en los partidos oficialistas saben que están contra el tiempo, por lo que desde esta semana se concretarían reuniones con el comando de Kast para delinear este último mes de campaña presidencial.

Publicidad